Razones para comprar un auto usado en lugar de uno nuevo

Comprar un auto usado puede ser una opción muy viable, incluso mucho mejor que adquirir uno nuevo
Razones para comprar un auto usado en lugar de uno nuevo
Nunca desprecies un auto usado
Foto: Shutterstock

Comprar un auto usado no es una decisión sencilla, pero siendo sinceros, tampoco lo es en el caso de uno nuevo, sin embargo, en el caso de los primeros solemos dudar un poco más al no saber qué ha pasado con el vehículo en su trayecto entre la salida de la fábrica y cuando lo tenemos enfrente.

Pese a ello en muchas ocasiones debemos preferir un automóvil de medio uso o semi nuevo, lo que requiere un poco de trabajo de investigación y mucha confianza de nuestra parte.

También está el caso de quienes se han enamorado de un modelo específico que apareció en “tal” año y que posteriormente fue descontinuado o bien rediseñado.

Es estos últimos casos, queremos decirte “off record” que comprar un auto desocntinuado o rediseñado podría dificultar a la larga conseguir piezas para composturas, pero suelen ser más baratos.

Te recomendamos: Los mejores autos usados por menos de 30 mil dólares

Pero dejemos de enredarnos y mejor vayamos al hecho de que comprar un auto usado no es nada malo, al contrario, si lo hacemos de la manera adecuada, bien asesorados y de forma confiable, adquiriremos un vehículo garantizado por un precio menor al que podrías pagar por uno nuevo.

Aquí te presentamos cinco ventajas de comprar un auto usado.

1- El dueño original será quien absorberá el costo de la depreciación del vehículo, por lo que según el modelo tú te podrías ahorrar entre el 30 y el 50 por ciento del valor original, lo que representa varios miles de dólares y de paso, la posibilidad de tener un modelo mucho más lujoso de lo esperado.

2-  Puedes tener características extra totalmente gratis, transmisión automática, roof móvil, asientos de piel, equipo de sonido, cámara trasera, todo eso ya fue pagado en el precio original, y resulta intrascendente en el precio de un auto usado.

3- Adiós impuestos, sí, como lo lees, el propietario original no solo pagó por el porta vasos extra o esa entrada usb que está en el tablero, sino que también absorbió los impuestos que suelen aplicarse a los autos nuevos, lo que bajaría mucho más tus cuotas de pago si es que lo comprarás por medio de un préstamo.

Consulta también: 10 consejos básicos antes de comprar autos usados

4- Si haces un buen estudio de los modelos y gustos, sabrás perfectamente cuáles son los puntos débiles e incluso defectos de cada auto, lo que te hará evitarlo, algo que quien compra algo nuevo no puede hacer por el simple hecho de que este auto no ha sido realmente puesto a prueba.

5- Usarás la información de cada modelo a tu favor, y si quieres un auto de una nueva generación, ya sabrás a qué atenerte y seguramente podrás adquirir uno de segunda generación que no tenga los problemas del recién lanzado.

Esto es muy importante, pues así como arriba te dijimos que en muchas ocasiones es bueno evitar un auto descontinuado, también es recomendable evitar un auto rediseñado, es decir, si el auto que te gusta sufrió cambios de motor, caja y estéticos en 2012, es preferible comprar un modelo 2013 o 2014, así cualquier falla de “modelo nuevo” ya estará corregida.