Así es la historia de ‘Atrapada’, telenovela con África Zavala que le pudo haber costado el veto en Televisa

Se dice que la actriz fue vetada por Televisa por participar en una serie de la competencia
Así es la historia de ‘Atrapada’, telenovela con África Zavala que le pudo haber costado el veto en Televisa
África Zavala
Foto: Imagen TV

África Zavala se encuentra en medio de una polémica después de que Televisa decidiera terminar su telenovela “La jefa del campeón” una semana antes de lo previsto con poco tiempo de aviso.

Se dice que la televisora recortó el melodrama porque durante su semana final se iba a empatar otro proyecto en Imagen TV que Zavala había protagonizado con anterioridad. El título de la serie es “Atrapada” y la realidad es que Televisa sabía de este proyecto ya que lo grabó antes de dar vida a Tita Menchaca en “La jefa del campeón”.

Después de que concluyen las grabaciones de “La doble vida de Estela Carrillo” donde Zavala dio vida a la villana Morgana, recibe una oferta de Sony para protagonizar “Atrapada”. La actriz acepta y al terminar de grabar el proyecto regresa a Televisa para la segunda parte de Estela Carrillo, que se terminó por cancelar.

Quedando libre, África recibe la propuesta del productor Roberto Gómez Fernández para “La jefa del campeón”. La telenovela originalmente terminaría en México el 9 de septiembre, pero inesperadamente concluyó el 2 de septiembre en el canal Las Estrellas de Televisa. Fue el 3 de septiembre cuando “Atrapada” inició sus transmisiones en Imagen TV.

La situación de África Zavala en Televisa es confusa, pero su nueva telenovela está llena de acción con gran calidad de producción. ¡Conoce más de la historia aquí!

HISTORIA

Es la historia de Mariana (Africa Zavala), una atractiva, inteligente, y camaleónica mujer, quien vive con un deseo insaciable de venganza luego de atestiguar el asesinato de sus padres cuando era apenas una adolescente. Así, se ve forzada a vivir en las calles para ganarse la vida puliendo zapatos y mantener a sus hermanos menores, hasta que conoce a Sebastián (Rubén Zamora), quien la convierte en una ladrona de guante blanco, capaz de seducir a cualquier hombre.

Tras muchos años de llevar esa doble vida, Mariana decide que es tiempo de retirarse para reunirse con sus hermanos, a quienes ha tenido que mandar a un internado. Dispuesta a dar el último golpe, su plan se viene abajo cuando se topa con su último objetivo, Carlos Alberto Herrera (Fernando Ciangherotti), la cabeza de una poderosa familia.

Herrera descubre el plan de Mariana y está dispuesto a acabar con la vida de ella y sus hermanos para darle una lección. En ese momento, Mariana se las ingenia para salvar su vida y la de su familia ofreciéndole a Herrera sus servicios como estafadora para ayudarlo a destruir a la familia Vargas, los más grandes rivales de Herrera. El plan de Mariana es seducir a los dos hermanos (Erick Chapa y Giuseppe Gamba), con el fin de crear discordia entre ellos, pero la misión se complica cuando Mariana debe decidir entre el amor y la venganza, cuando se enamora sin remedio de Felipe Vargas (Erick Chapa).

Por si eso fuera poco, durante su misión final, Mariana se encuentra cara a cara con un fantasma del pasado: el hombre que asesinó a sus padres. Así, sus días transcurren entre el peligro, la pasión y la venganza.