Djokovic desata sospechas por uso de medicinas en pleno juego del US Open

El tenista serbio evade el tema en la conferencia de prensa posterior a su triunfo en los cuartos de final
Djokovic desata sospechas por uso de medicinas en pleno juego del US Open
Novak Djokovic tuvo que cambiarse de remera en varias ocasiones
Foto: EFE

El tenista serbio Novak Djokovic fue blanco de los reflectores este miércoles durante los cuartos de final del US Open y no precisamente por su triunfo sobre el australiano John Millman, sino por el consumo de medicamentos en pleno partido y de los que se negó a hablar en la rueda de prensa posterior al duelo.

De acuerdo con información del sitio Infobae.com, durante el segundo set el tenista número seis del mundo se sentó en el banquillo para cambiarse la remera, sin embargo, sacó un envoltorio entre sus bolsillos para ingerir su contenido y acto seguido le arrojaron un gotero desde las tribunas que utilizó en sus fosas nasales al parecer para liberar las obstrucciones respiratorias debido a las altas temperaturas.

La mayoría de los tenistas que participan en el US Open han sufrido con la ola de calor, pues las temperaturas superan los 40 grados centígrados y la humedad escala en su medida porcentual.

Sin embargo, al ser cuestionado por una reportera sobre el uso de medicamentos y gotas durante el juego, Djokovic se negó a responder y a regañadientes trató de evadir el tema.

¿Qué clases de pastillas eran?“, preguntó la periodista al serbio.

“Llegaron tarde, fue un malentendido”, respondió Novak, al que le cambió el rostro casi de inmediato.

¿Son sales?“, insistió la reportera.

“No, no puedo hablar de eso”, el tenista.

Sin embargo, Djokovix hizo énfasis en la ola de calor que han tenido que soportar la mayoría de los protagonistas del US Open y del que también aseguró ser víctima.

“He pasado por problemas, todos los hemos pasado. He tenido que cambiarme muchas veces de camiseta, hace mucho calor, pero al final hay que encontrar la manera de ganar el partido”, destacó Djokovic.

“Personalmente nunca he sudado como aquí, después de dos juegos estás empapado. Creo que la organización del torneo debería tener en cuenta esto, porque simplemente no tenemos aire ahí”, agregó el tenista.