IVA en la frontera norte de México: ¿tiene chance de diminuir a la mitad?

 Comienza el proceso de reducción de impuestos prometido por AMLO con un acuerdo en el Senado
IVA en la frontera norte de México: ¿tiene chance de diminuir a la mitad?
AMLO tomará las riendas de México el próximo 8 de diciembre.
Foto: JULIO CESAR AGUILAR / Getty Images

MÉXICO – Apenas entró la nueva Legislatura de México en operaciones – el pasado 1 de septiembre- y ya se presentó el primer punto de acuerdo en el Senado con miras a reducir del 16% al 8% el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en los estados del norte, una propuesta cuya autoría se disputan el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador y el Partido Acción Nacional (PAN).

El IVA (impuesto al valor agregado) es una carga fiscal sobre el consumo, es decir, financiado por el consumidor como impuesto regresivo, y se aplica en muchos países.

Este último partido dio en las últimas horas un paso adelante y, a través de la senadora Mayuli Latifa, presentó un punto de acuerdo en la Cámara Alta para exhortar desde ahora al Gobierno Federal y a la Cámara de Diputados a tomar en cuenta en el presupuesto que habrá menor recaudación en los estados fronterizos, algunos de los cuales están entre los principales contribuyentes.

De ser aprobada, la medida entraría en vigor el 1 de enero del año próximo, con altas posibilidades de aprobación porque  cuenta con la mayoría de ambas Cámaras del Partido Morena que se ha proclamado fiel a las propuestas de López Obrador, quien prometió reducir el impuesto durante su campaña.

“Definan los límites y entidades que conforman la región fronteriza”, advirtió Latifa sobre la zona que reduciría el IVA y considera una política económica y tributaria “acertada” porque responde a viejas demandas de la clase empresarial local.

Los cálculos de la iniciativa privada en la región fronteriza con EEUU prevén que con la reducción del impuesto se promoverá el el consumo y la producción, que actualmente se encuentran en desventaja frente a los estadounidenses vecinos.

De lado sur de la frontera, analistas económicos como Abraham Vargas, coordinador de la licenciatura en Contaduría y Gestión empresarial de la Universidad Iberoamericana, no son tan optimistas.

“Si se hace una diferenciación y discriminación con el resto del país porque, aparte no sólo se pretende reducir el IVA, sino también el también ISR (Impuesto sobre la Renta, que actualmente ronda el 30%), podría generar una posible migración de capital a estas ciudades”, advirtió.

Y esto mermaría en la falta de estructura  del centro–sur respecto al norte del país, que de por sí ya está en desventaja por falta de desarrollo y podría agravarse con la falta de inversión, agregó:

“Dicha reducción no tiene coherencia, sobre todo porque la zona más pobre del país es la sureste. Porque se sabe que el norte del país es la más desarrollada y de alguna forma también puede afectar a las zonas fronterizas, porque en el tema fiscal si aportas menos, recibes menos y eso podría generar otro tipo de impuestos estatales”.

Pudieran disminuir participaciones federales por impuestos locales, entonces la población, en lugar de estar pagando un impuesto federal, estaría pagando uno local y al final la ayuda a la economía puede disminuir.