La Víbora: Paulina Rubio vuelve a meter la pata

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nada ni nadie
La Víbora: Paulina Rubio vuelve a meter la pata
La pareja empezó una guerra por el hijo que tienen en común./Archivo
Foto: Diario Basta

¿Hasta cuándo, Pau, hasta cuándo? ¿Por qué si ya casi tiene 50 años la Chica Dorada sigue metiendo la pata una y otra vez? ¿Qué no se supone que los años son experiencia? Al parecer con esta mujer no. Es más, parece cangrejo, va para atrás en lugar de para adelante.

Miren, hagamos un recuento de su vida. Primero se casa con un don nadie, al que presumió como un “exitoso empresario español”. Tan exitoso que se vino a vivir con ella a Miami. O sea, qué tan ocupado estaría con sus empresas que las dizque dejó para empezar una vida con ella. ¡Por favor! Literalmente, ella lo mantenía, y todo eso salió a relucir cuando se divorciaron.

El hombre, padre del primer hijo de la cantante, no tenía oficio ni beneficio. Se dedicaba a vivir la vida buena a costas de Paulina, que era la única que trabajaba. Y luego el tipejo alegó ante un juez que no tenía ni en qué caerse muerto que porque dejó todas sus empresas en España por seguir a su esposa.

Bueno, luego de eso, y cuando por fin Pao se pudo librar de esa lapa, se enreda con Gerardo Bazúa, otra garrapata que lo único que tenía era la gracia de medio cantar bien. Pero díganme la verdad: ¿ustedes le veían futuro a esa relación? El hombre como 13 menor que ella, medio tonto para hablar, con esposa y con hijos.

¿No es esto suficiente como para darte cuenta de que con ese hombre –por más guapo que esté– no hay futuro? De verdad, no es una ecuación de álgebra, que ya sabemos de antemano que Pao no sabe ni qué es una ecuación, pero sí sabe de amores  y de fracasos y de rufianes. Entonces, ¿por qué insiste en meterse en esa relación, y peor aún, por qué se pone a tener un hijo con él?

Ahora ya saben las consecuencias: ya tronó con Gerardo y ahora el que está en medio de la disputa es el hijo que tuvieron en común. El tipo ya publicó en sus redes sociales que Paulina no lo deja ver al niño, mientras que ella se hace la que la virgen le habla. Él dice que desde hace cuatro meses no tiene contacto con su hijo, que porque Pao no se lo permite.

Bazúa asegura que no ha visto al pequeño Eros en 4 meses./Instagram

Yo le pregunto: ¿Has enviado el cheque de manutención a tiempo y completito? Porque te recuerdo que no porque ella gane cien mil veces más que tú significa que no tienes que dar dinero para la crianza del niño, ¿eh? En serio, analiza por qué no te dejan ver a Eros.

Estoy segura que si Gerardo estuviera al tanto con los pagos, Pao no tendría inconveniente en dejar que padre e hijo se reúnan, pero cuando no es así, sorry, no hay derecho. Ser papá va más allá de engendrar, ¿o no?