ICE arresta a 150 inmigrantes en el área de Los Ángeles

El 40% acababan de ser liberados de las cárceles locales, pese a tener órdenes de retención de migración, según voceros de la agencia federal
ICE arresta a 150 inmigrantes en el área de Los Ángeles
ICE mantiene sus redadas contra indocumentados.
Foto: ice.gov

El Servicio de Migración y Aduanas (ICE) anunció el arresto de 150 inmigrantes en seis condados del Sur de California, 12 de ellos eran mujeres. Según dijeron, el 90% tiene condenas criminales, pero sí se llevaron detenidos a inmigrantes cuyo único delito era estar en el país de manera indocumentada. Aunque son los menos, señalaron.

En el condado de Los Ángeles se arrestaron a 76 inmigrantes; en el condado de Orange a 34; en Riverside 16; en San Bernardino a 4; en Santa Bárbara 9 y en el condado de Ventura a 11.

Jorge Field, director asistente de ICE en Los Ángeles, dijo que algunos de los arrestados se encuentran bajo custodia en los centros de detención de ICE; otros  ya fueron deportados.

Precisó que los arrestos fueron parte de un operativo orientado a detener inmigrantes condenados por crímenes. No descartó, sin embargo, que algunos inmigrantes que no tienen antecedentes hayan sido aprehendidos por estar indocumentados en el país, y violar las leyes migratorias.

Los arrestos se llevaron a cabo entre el domingo 23 al martes 25 de septiembre en casas y en la calle. Aclaró que ellos no hacen redadas en el Metro, supermercados latinos, escuelas y otros centros públicos.

Critican la Ley de Estado Santuario

Precisó que alrededor del 40% de los detenidos por ICE habían sido liberados por las agencias policiacas locales a pesar de tener una orden de detención que solicitaba que les avisaran antes de dejarlos salir de la cárcel.

“Las leyes estatales como la ley Santuario previenen al ICE de trabajar en las cárceles, y esto afecta la seguridad de las comunidades porque dejan libres a delincuentes que repetidamente han cometido delitos”, señaló Field.

“Lo que nosotros quisiéramos es tener acceso a las cárceles en lugar de tener que ir a las calles. Sería más seguro para todos”, enfatizó.

Sin decir nombres de las agencias policiacas, dijo que todas quieren colaborar con ellos, pero las leyes estatales se lo impiden.

Jorge Field, director asistente de ICE en Los Ángeles. (Aurelia Ventura/La Opinion)

“Entre los detenidos hay  criminales convictoss e individuos que han violado las leyes de migración de Estados Unidos, incluyendo gente que ha regresado al país después de haber sido deportada, o fugitivos que tienen órdenes de deportación”, aclaró.

Entre los detenidos hay inmigrantes de 12 países: 123 de México, 9 de Guatemala, 6 de El Salvador, 3 de Honduras, 1 de Argentina, Armenia, Belice, Canadá, Líbano, Singapur y Filipinas.

Los detenidos

El ICE citó algunos de los perfiles de los detenidos durante el operativo. Un mexicano de 36 años fue arrestado en Huntington Beach el 24 de septiembre, después de haber sido liberado por la policía tres veces este año. Entre sus delitos figuran intento de asesinato, asalto con arma mortal, contribuir a la delincuencia de un menor, no registrarse como ofensor sexual, manejar ebrio y posesión de drogas.

También fue arrestado otro mexicano de 39 años en Orange el 24 de septiembre por siete cargos de conducir en estado de ebriedad en un periodo de tres años.

En Riverside, el 24 de septiembre, fue detenido un mexicano de 54 años con condenas anteriores por manejar borracho, asalto con arma mortal y por tener sexo con un menor.

Un hombre de El Salvador, de 47 años, fue detenido en la ciudad de Valencia el 23 de septiembre por no haber salido del país después de que un juez se lo ordenó en 2013, tras haber sido condenado por robo de vehículo, hurto, violencia, vandalismo, asalto con arma mortal y conducir bajo el efecto del alcohol.

Otro mexicano de 33 años fue aprehendido en Los Ángeles el 23 de septiembre, después de ser condenado por cuatro cargos de actos indecentes contra un niño y sentenciado a más de tres años de prisión.

Un mexicano de 39 años fue arrestado en Garden Grove el 24 de septiembre por tener condenas previas por robo de vehículo, posesión de sustancias controladas, manejar sin licencia y violar su libertad condicional. Además de haber regresado al país siete veces tras su deportación.

Field dijo que el operativo realizado en los últimos días es de rutina. “Efectuamos en promedio cuatro por año. No tengo a la mano el número total de personas detenidas durante el año”, indicó. Y rechazó que durante la presente administración del presidente Trump, tenga más presión para arrestar inmigrantes.

“Estamos enfocados en individuos que poseen una amenaza a la seguridad nacional, pública y fronteriza. Nuestros operativos son en cumplimiento a las leyes federales y a las políticas de la agencia. Pero no hacemos excepciones. Todos los que están violando las leyes de migración pueden ser sujetos de arresto y si una orden final lo decide, son deportables”, expuso.

Alrededor de la web