¿Por qué es una buena inversión comprar un auto eléctrico usado?

Los autos eléctricos usados son una gran opción para quien busca un auto moderno y económico en todos los aspectos
¿Por qué es una buena inversión comprar un auto eléctrico usado?
Una inversión que vale la pena
Foto: Pixavay

Comprar un auto eléctrico usado puede ser una gran inversión, no solo para el medio ambiente, sino también para tus bolsillos por muchas razones.

Como sabemos, por el momento los autos eléctricos son más caros de lo que desearíamos, sin embargo, su depreciación es muy similar a la de los autos de combustión interna, de hecho, se podría mantener la lógica del 30 por ciento en el primer año y 10 por cada año que pasa.

Con ello, nos daríamos cuenta que podemos adquirir un auto que contiene la tecnología que en el futuro cercano y que nos ahorrará mucho dinero en combustible y mantenimiento por un precio mucho más bajo del esperado.

La eficiencia de un auto eléctrico no está en tela de juicio, de hecho, considerando los costos de la energía, hablaríamos de un 80 por ciento más barato en el día a día que un auto qu usa combustibles fósiles.

Seguro te interesa: 3 razones por las que amamos los autos eléctricos

En muchos casos se habla de que un auto como el Nissan Leaf puede ser hasta $10 mil dólares más caro que un Honda Civic convencional, sin embargo, los incentivos gubernamentales, las facilidades de crédito y las reducciones hacendarias igualan el campo para ambos.

Esto ocurre cuando los coches son nuevos, pero hay que tomar en cuenta que esos pagos originales los pagará el primer propietario, quien también carga con la fuerte depreciación inicial, como en cualquier auto, por lo que un eléctrico usado, puede ser mucho más barato para el comprador en todos los aspectos que uno a gasolina.

Recordemos también que el mantenimiento del motor eléctrico se limita al cambio de baterías (cada vez más durables) que se daría en promedio, una vez cada cuatro años y que si bien, hoy es costoso, deberá bajar de precio conforme avancen las prestaciones.

También lee: 5 ciudades de EE.UU. en las que es más barato tener un automóvil eléctrico

Para nadie es un secreto que en países en los que el petróleo es un gran negocio, como Estados Unidos o México, los gobiernos federales están tratando de frenar por todos los medios el crecimiento de la industria eléctrica, contrario a lo que ocurre en países como Canadá o los Europeos en donde impulsan su adquisición.

Cabe recordar que las marcas también están haciendo lo posible por mudar sus plataformas convencionales a las eléctricas, incluso las de autos de súper lujo, como Ferrari, del que se ha visto probando una versión híbrida del Ferrari 588 Italia.

Los autos eléctricos son cada vez más independientes y veloces de cargar, más potentes y lujosos, menos ruidosos y evidentemente menos contaminantes, por lo que tenemos un claro ganador a futuro, es solo cuestión de que te convenzas de ello y acudas a tu vendedor de confianza y cotices tu próximo auto eléctrico usado.

Alrededor de la web