Agarra tu paraguas: Llega la lluvia a Los Ángeles

Zonas propensas a deslaves toman precauciones

Se espera que la lluvia llegue hoy al Sur de California. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Se espera que la lluvia llegue hoy al Sur de California. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Las autoridades emitieron una orden de evacuación para la zona de Idyllwild en las colinas del condado de Riverside ante la amenaza de deslaves y derrumbes.

Esta es una de las zonas en riesgo ante la llegada de un par de tormentas desde direcciones opuestas al Sur de California esta semana. Las lluvias podrían ocasionar flujos de escombros e inundaciones repentinas en las áreas afectadas por los incendios, anunció el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

Se espera que las tormentas producto de la tormenta tropical Rosa produzcan nubes sobre Los Ángeles, aunque zonas montañosas y los desiertos podrían registrar cierta precipitación para la noche del martes y el miércoles.

Los meteorólogos anticipan que el sistema de baja presión que se desplaza desde el Océano Pacífico deje entre 0.25” a una pulgada de lluvia de martes a miércoles en el área de Los Ángeles, y posiblemente más lluvia en las montañas si se desarrollan tormentas eléctricas.

El mayor impacto del sistema del Pacífico podría sentirse en áreas donde los incendios forestales ardieron durante el verano. Podrían ocasionar deslizamientos de lodo o flujos de escombros.

El clima inestable ha traído un aviso de oleaje alto a las playas del área de Los Ángeles hasta el martes por la mañana con olas de seis a 10 pies.

El capitán de la Autoridad de Bomberos del condado de Orange (OCFA), Steve Concialdi, dijo que su agencia se estaba preparando para fuertes lluvias en Upper Trabuco Canyon y Holy Jim Canyon, que ardieron hace dos meses.

Las autoridades también tenían planes de contingencia preparados para el flujo de escombros o deslaves de lodo en los cañones al este de Irvine, con operadores de equipos pesados y equipos de mano disponibles si es necesario.

Concialdi dijo que todas las estaciones de bomberos en el condado de Orange tienen sacos de arena, que están disponibles para los residentes. Pero no todos tienen arena para poner en ellos.

Las posibles tormentas serían el primer evento de lluvia de la temporada. Pero no traerán una ráfaga de aire frío. Se espera que las temperaturas bajen a los 70 el martes y el miércoles hacia el interior y los 60 a lo largo de la costa con un calentamiento de regreso a los 80 para el viernes hacia el interior y 70 a lo largo de la costa. Las temperaturas deberían continuar cálidas el próximo fin de semana