Pablo Escobar planeaba ponerle un coche bomba a Ricardo Gareca

"El Popeye", sicario del narcotraficante colombiano, hace una revelación que involucra al actual técnico de la selección de Perú
Pablo Escobar planeaba ponerle un coche bomba a Ricardo Gareca
Ricardo Gareca, actual técnico de Perú, llegó a estar en la mira de Pablo Escobar
Foto: Imago 7

En entrevista para el diario peruano El Popular, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, uno de los sicarios más temidos del cártel de Medellín, reveló que quisieron ponerle un coche bomba al actual seleccionador de Perú, Ricardo Gareca, en su época como jugador del América de Cali.

“(Pablo Escobar) era hincha del Deportivo Independiente de Medellín (DIM). De la gente pobre, trabajadora y humilde. Pero cuando Atlético Nacional jugaba en la Copa Libertadores, todos los colombianos éramos hinchas de ese equipo”, reconoció su ex jefe de sicarios.

Pablo Escobar fue líder del cártel de Medellín y uno de los narcotraficantes más peligrosos en la historia
Pablo Escobar fue líder del cártel de Medellín y uno de los narcotraficantes más peligrosos en la historia

Popeye” también develó que Escobar seguía de cerca a jugadores del América de Cali: “Estábamos en guerra. Incluso secuestró a jugadores de Cali para que entregaran a los Rodríguez (en referencia a los hermanos Gilberto Rodríguez Orejuela y Miguel Rodríguez Orejuela) y, como no cooperaron mataron a la familia de Pedro Enrique Sarmiento, quien actualmente es un técnico exitoso, pero no cooperó”.

Ante la pregunta puntual sobre si Gareca estuvo en la mira de Escobar, este apuntó: “Y sí, Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar, sin embargo, no llegaron a él. El amor por el futbol del Patrón salvó a Ricardo Gareca, pues a él y a los otros jugadores de América de Cali se contempló colocarles un carro bomba, ya que el Cártel de Cali le colocó un carro bomba a la familia de Pablo”.

Jhon Jairo Velásquez, alias "El Popeye", fue uno de los sicarios más temidos de Pablo Escobar
Jhon Jairo Velásquez, alias “El Popeye”, fue uno de los sicarios más temidos de Pablo Escobar

Sobre la injerencia del narcotráfico en el futbol, Velásquez reconoció que “la mafia dañó mucho al futbol colombiano. Pablo Escobar tenía el control de DIM, el Nacional, así como Gonzalo Rodríguez Gacha, socio del Patrón, tenía al Millonarios, los hermanos Gaviria al América de Cali, pero todos hicieron que el fútbol fracase.”

Finalmente, Popeye, de 56 años, admitió que si bien tuvo toda clase de lujos durante su vida como sicario, perdió la mayor parte de su juventud en las cárceles por lo que le dice a los jóvenes que cuiden lo que él considera como “el más grande tesoro”, la juventud.