¿Por qué dicen que Trump podría ser el presidente más honesto de EEUU?

El mandatario está cumpliendo la mayor parte de sus promesas de campaña
¿Por qué dicen que Trump podría ser el presidente más honesto de EEUU?
El presidente Trump ha cumplido gran parte de sus promesas.
Foto: Chip Somodevilla/Getty Images

El presidente Donald Trump podría ser recordado como el presidente más honesto en la historia moderna de Estados Unidos.

Así lo expuso una editoria del New York Post donde pone en relieve las promesas políticas cumplidas del republicano, el principal índice de medición de un político.

El texto reconoce que el mandatario “miente todo el tiempo”, pero cuando se trata del verdadero “barómetro de la veracidad presidencial: cumplir sus promesas”, es un ejemplo de honestidad, ya que “ha hecho exactamente lo que prometió que haría”.

Entre las promesas que enlistan está su plan de trasladar la Embajada de los EEUU en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, algo que sus tres predecesores inmediatos también prometieron, pero ninguno cumplió.

Se agrega que el presidente Trump prometió “aplastar y destruir ISIS” y, dos años después, está a punto de eliminar el califato físico del Estado Islámico, junto con sus aliados.

“Prometió imponer una prohibición de viaje a los países que consideraba una amenaza terrorista”, lo cual también cumplió y fue respaldado por la Corte Suprema.

El mandatario dijo que nominaría jueces a la Corte Suprema y ya suma dos en menos de dos años de administración.

Incluso habló de una reformas tributaria “histórica”, pero aunque está lejos de satisfacer a todos, ya firmó la primera revisión importante del código tributario en tres décadas.

A los votantes afroamericanos dijo que no tenían nada qué perder si votaban por él, porque devolvería los empleos. Ya sea por sus acciones o efecto de otras, en los últimos dos años los índices de empleo entre esa comunidad -y hasta en los hispanos- han mejorado.

Dijo que terminaría o renegociaría el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y ya lo hizo, aunque el nuevo acuerdo deberá ser aprobado por el Congreso.

En campaña también habló de sanciones contra China, lo cual ha desatado una guerra comercial en la que EEUU también podría salir perdiendo.

El texto no lo menciona, pero en materia migratoria avance con sus planes: endureció las redadas contra indocumentados, está complicando los procesos para inmigrantes legales y su plan sobre el muro fronterizo sigue vivo a la espera de más recursos.

En menos de dos años, el mandatario ha logrado más que otros, a pesar de que no ha tenido grandes reformas legislativas, pero ha ido cambiando las reglas del juego con órdenes ejecutivas.