Dodgers salieron de la sequía y están muy cerca de regresar a la Serie Mundial

El equipo más jonronero de la Liga Nacional, que sobrevivió a un maratón la noche previa, hizo daño a Milwaukee con rolas de hit
Dodgers salieron de la sequía y están muy cerca de regresar a la Serie Mundial
El pitcher Clayton Kershaw festeja tras anotar carrera para los Dodgers.
Foto: EFE

Los Ángeles.- Acostumbrados a ganar juegos en 2018 a base de jonrones, pero maniatados por el notable pitcheo de Milwaukee durante los primeros cuatro juegos y medio de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, los bates de los Dodgers empezaron a sonar la tarde del miércoles.

Austin Barnes bateó un sencillo productor en la quinta entrada para la primera carrera de su equipo, y los Dodgers, enfocándose menos en el batazo largo para tratar de hacer más contacto con la pelota, siguieron “manufacturando” anotaciones para respaldar una excelente apertura de Clayton Kershaw, dando por resultado un triunfo de 5-2 que les manda de regreso a Milwaukee con ventaja en la serie (3-2).

Una victoria ya sea el viernes en el juego 6 o el sábado en un potencial juego 7, pondrá a Los Ángeles en su segunda Serie Mundial consecutiva.

Drama a la media noche

Pero el panorama de los Dodgers pudo haber sido muy distinto si no hubiera sido por el hit de Cody Bellinger en el inning 13 para ganar el dramático juego 4, cuando el reloj indicaba las 11:24 pm del martes en Los Ángeles.

En ese partido, los Dodgers estaban obligados a ganar luego de que un día antes fueron blanqueados. Sin embargo, sus bates fueron totalmente silenciados por los pitchers de unos Cerveceros que sacan y sacan tremendos brazos de su bullpen, incluso cuando tienen que recurrir a ellos por emergencia, como ocurrió el martes cuando el abridor Gio González se lesionó un tobillo en el segundo inning y tuvo que abandonar.

Los Dodgers habían anotado una vez en la primera entrada, pero en sus siguientes 11 bateadas apenas conectaron tres hits, se poncharon 17 veces y simplemente no encontraban la pelota, hasta que Bellinger impulsó a Manny Machado para el 2-1 con una rola hacia el jardín derecho para poner de cabeza al estadio tras el segundo juego más largo en la historia de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional (5:15 horas).

Y así, emocionados por la dramática y sufrida victoria, los Dodgers llegaron temprano el miércoles y con buenas posibilidades de tomar la ventaja en la serie al tener a Kershaw en el montículo. El zurdo falló en el primero juego de esta guerra beisbolera con su salida más breve de su trayectoria en playoffs. El miércoles, bajo el sol y las sombras de Dodger Stadium, el Kershaw estrella hizo su necesaria aparición.

A pesar de irse abajo en la tercera entrada por un sencillo de Lorenzo Cain, el considerado mejor pitcher de esta generación siempre se vio afinado, calmado y en control. En ese tercer inning, Milwaukee llenó las bases, pero él escapó del problema al ponchar a Jesús Aguilar en un duelo de ocho lanzamientos. Los Cerveceros ya no pudieron hacer nada el resto del juego contra Kershaw, quien tiró 7 innings en 3 hits, 1 carrera, con 9 ponches y 2 bases.

Llegaron los hits

Pero una gran labor de pitcheo no es suficiente contra estos Cerveceros. El manager Craig Counsell decidió relevar a su abridor Wade Miley apenas tras el primer bateador. Brandon Woodruff, el hombre que en el juego 1 brilló en la loma y con el bate al pegarle jonrón a Kershaw, se hizo cargo y mantuvo a los Dodgers en cero hasta la quinta.

Ahí, Chris Taylor abrió con infieldhit y avanzó a segunda por el mal tiro del shortstop Orlando Arcía. Tras robarse la tercera base y ver a Enrique Hernández poncharse, Taylor anotó el 1-1 en fuerte rola de Barnes rompiendo el diamante en dos, cuando el infield jugaba adentro.

En la sexta, Justin Turner abrió con sencillo, luego de un out Machado recibió pelotazo y Max Muncy dio ventaja a su equipo con una rola de hit a la banda contraria para remolcar a Turner. Los grandes swings buscando la barda habían quedado atrás; ahora los Dodgers estaban empujando la pelota, y así se deshicieron de Woodruff. Tras el segundo out del inning, Yasiel Puig le conectó una línea de hit al relevista Corbin Burnes para poner el 3-1.

La ventaja aumentó a 5-1 en la séptima gracias a un sencillo productor de Turner, remolcando a Kershaw, que había recibido su segunda base por bolas de la tarde y llegado a tercera por el doble de Bellinger. Una rola al cuadro de Brian Dozier completó la cuenta.

Pedro Báez, Caleb Ferguson y Ryan Madson, quien recibió una carrera, antecedieron a Kenley Jansen, que ponchó a Mike Moustakas para el out 27.

Alrededor de la web