Para los fanáticos de Dodgers no hay límite, ni en el costo de los boletos

La locura por ver a los Dodgers sigue viva... a pesar de la desventaja y hoy domingo van al estadio con toda la emoción
Para los fanáticos de Dodgers no hay límite, ni en el costo de los boletos
Los amigos Isidro Rodarte y Hugo Robles (d) se van a ver a Dosgers hoy. / Foto: suministrada.
Foto: La Opinion

La locura por el Clásico de Otoño, entre los Dodgers de Los Ángeles y los Medias Rojas de Boston, ha despertado la pasión de varios amigos latinos que se aventuraron a comprar boletos de $1,000 una semana antes de que el equipo angelino fuese enfriado en Fenway Park.

Hugo Robles y su amigo Isidro Rodarte, ambos de 28 años de edad, así como una decena de conocidos creyeron que todo estaba perdido cuando la serie estaba 2-0 en contra de la novena del mánager Dave Roberts.

“Al principio sentí mucha frustración; pensábamos que la serie no iba a llegar al quinto partido”, dijo Hugo, quien trabaja en el Departamento de Saneamiento de Los Ángeles. “Hemos vuelto a la vida y vamos por el título. Creo que sí podemos llegar a ser campeones”.

Hugo e Isidro, aparte de ser amigos son parte del equipo Reds en la Sunday League de béisbol de Los Ángeles.

Mientras que Hugo es fanático del lanzador Clayton Kershaw; a Isidro le fascina la manera de lanzar del joven mexicano Julio César Urías y el campocorto dominicano Manuel Arturo Machado.

“Mi afición por los Dodgers comenzó cuando estaba chiquillo”, dijo Hugo Robles. “En aquellos años mi ídolo era Mike Piazza; él era un gran cátcher y además era un bateador muy sólido”.

Los jóvenes (d) junto a familiares y amigos alentando a los Dodgers en 2017. / fotos: suministrada.

El joven tiene además un hermano gemelo —Óscar— a quien le compró su boleto de $1,000 y ambos están más que listos para irse hoy domingo al Dodger Stadium para presenciar el quinto encuentro de esta Serie Mundial.

“Yo creo que los Dodgers van a ganar 4-3”, vaticinó Hugo, hijo de Hugo Robles de Jalisco y Aurelia Tauman, de Tijuana. “Pero el equipo de Boston también es muy poderoso”.

Por su parte, Isidro, quien se dedica a afinar detalles de automóviles en Los Ángeles, mencionó que su novia Alice le dijo “estás loco” por haber pagado los $1,000 del boleto.

“Ella me dijo que era demasiado dinero por un boleto”, expresó Isidro. “Pero cuando lo compré yo tenía fe en que los Dodgers iban a remontar la ventaja”.

Sin embargo, a pesar de la fe de los jóvenes latinos, en la historia del beisbol de Grandes Ligas —en 54 ocasiones— los equipos que han tomado la delantera 2-0 en la Serie Mundial han ganado el título en el 80% de las veces, incluidos 16 de los últimos 17 y los 10 más recientes.

Y, por si fuera poco, anoche, después de llevar una ventaja de 4-0 hasta la sexta entrada, la debacle de la escuadra angelina vino en la fatídica novena entrada en la que los Medias Rojas le dieron vuelta completa a la pizarra y se imponían 9-6, al cierre de la presente edición.

“A ver qué pasa…Se mira que van a perder…Y eso no me gusta”, dijo Hugo. “Sea lo que sea, vamos a ir al juego”.