Solicitantes de asilo presentan demanda federal contra Trump

Los Ángeles se comienza a preparar para ayudar a los miembros de la caravana centroamericana cuando lleguen a Tijuana
Solicitantes de asilo presentan demanda federal contra Trump
La caravana de migrantes en México.
Foto: EFE

Los solicitantes de asilo político entablarán una demanda contra el presidente Trump, el Departamento de Seguridad de la Nación y las milicias de supremacistas blancos ante la amenaza de usarlos de carnada en la frontera sur.

Nexus Services, Inc., una agencia dedicada a proveer servicios residenciales a las personas con discapacidades de desarrollo, reveló en un comunicado que ellos están financiando esta querella, que llega mientras miles de centroaméricanos agrupados en una caravana, se dirigen a Estados Unidos escapando de la violencia y pobreza en sus países.

Las razones de la querella son: proteger a los individuos y sus familias del presidente Trump, y el comportamiento xenofóbico de la administración, defendiendo los derechos de aquellos que buscan libertad, justicia y la felicidad.

Hoy viernes, Nexus anunciará los detalles de la demanda.

 

Trump anuncia más medidas de “mano dura” contra caravana de migrantes. Foto: María Peña/Impremedia

Mike Donovan, presidente de Nexus Services, dijo que la ley federal permite a los inmigrantes solicitar asilo en los Estados Unidos.“El presidente Trump y su administración han usado un incremento de la fuerza al separar familias y alargar la detención, violando los derechos de los inmigrantes”, dijo.

Agregó que el presidente ha enviado soldados a la frontera sur para detener la inmigración indocumentada y a solicitantes de asilo legítimos.

“Su retórica ha inspirado a los racistas portadores de armas a inundar la frontera con el deseo de disparar y matar inmigrantes, muchos de los cuales son mujeres y niños”, dijo.

Y señaló que el presidente ha creado una catástrofe potencial en la frontera con México, todo en nombre de los nacionalistas blancos  y con el objetivo de anotarse puntos políticos.

Julio Barahona y su esposa Ana Rivas pidieron asilo político e Estados Unidos. Ella dio a luz en Estados Unidos a su hijo Kevin. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Violencia y pobreza

La querella es en representación de personas como Reina Hernández de Flores, su yerno Julio Barahona, su sobrino Daniel Antonio Navarrete y su hija Ana, quienes entraron al país el año pasado después de escapar de El Salvador, y entregarse en la frontera para solicitar asilo político.

Reina de 50 años de edad, dice que a ella la tuvieron en el Centro de Detención de Otay durante 10 meses. “Creí que me iba a volver loca. Estaba desesperada. Lloraba mucho, solo la oración me mantuvo fuerte”, dice.

A su hija Ana solo la detuvieron un mes por estar embarazada. Su yerno Julio permaneció cinco meses en Adelanto, y su sobrino Daniel un año en el Centro de la Mesa de Otay.

“Yo y mi yerno tuvimos que pagar $15,000 dólares de fianza por cada uno, y a mi sobrino le fijaron una por 50,000 dólares”, comenta Reina. “Pudimos pagar esas cantidades con el apoyo de mucha gente y grupos religiosos que nos ayudaron”, explica.

Dice que el viaje de El Salvador a la frontera sur de EEUU les llevó un año.  “En el trayecto, vivimos en albergues, pedíamos limosnas y hasta comíamos lo que encontrábamos en la basura”, dice.

Reina dice que el sacrificio ha valido la pena. “Aquí estamos más seguros. En El Salvador se vive una vida muy dura, llena de violencia y delincuencia. Uno sale porque quiere una vida diferente. Nosotros no salimos por gusto. Huimos cuando mataron a mi yerno en frente de la casa, y las pandillas nos amenazaron con matarnos a todos por denunciar”, platica.

Considera que quienes juzgan a los centroamericanos que huyen de sus países no saben de la violencia extrema que allá se vive. “Yo le pido a este gobierno que se toque el corazón y tengan un poco de humanidad para los solicitantes de asilo de Honduras y El Salvador que vienen en estas caravanas”.

Ana, quien dio a luz a su primer hijo en Estados Unidos después de permanecer un mes en detención, sostiene que los centroamericanos huyen de las pandillas y obligados por la falta de trabajo. “Sí ha valido la pena salir de nuestros países. Aquí la gente te ayuda. Allá te dejan morir”, dice.

En Los Ángeles comienzan los esfuerzos por auxiliar a los integrantes de la caravana centroamericana.

Vigilia por la caravana

Afuera del Consulado de México en Los Ángeles, líderes de fe y de la comunidad llevaron a cabo una vigilia anoche a favor de la causa de los solicitantes de asilo y refugiados. También en solidaridad con las vidas que fueron tomadas durante un tiroteo en la sinagoga Árbol de Vida.

Expresaron que los peticionarios de asilo son familias que vienen escapando de la violencia extrema de sus países de origen, necesitan refugio, no tropas para confrontarlos.

Un indígena hondureño descansa en uno de los poblados de la travesía de la Caravana Migrante.
Un indígena hondureño descansa en uno de los poblados de la travesía de la Caravana Migrante.

Esfuerzos humanitarios

Para hoy, la Coalición San Romero anunciará los esfuerzos encaminados a apoyar la Caravana Centroamericana que viene hacia Estados Unidos a pedir refugio, huyendo de la violencia, pobreza y falta de oportunidades.

Se espera que este equipo de trabajo lance una campaña de recolección de fondos para ayudar a los integrantes de la caravana, antes de que arriben a Tijuana y comiencen el proceso de entrar a Estados Unidos a solicitar asilo político.

Carlos Ardón, presidente del Instituto de Políticas Públicas para los Inmigrantes de Los Ángeles (PIPIL), dijo que es vergonzoso que el presidente de Estados Unidos, use el dolor humano de miles de personas para animar la violencia en contra de ellos, perpetuando la idea de que esta gente pobre está invadiendo el territorio estadounidense.