6 claves para evitar el temido efecto yoyo al hacer una dieta para bajar de peso

Un efecto contraproducente de algunas dietas
6 claves para evitar el temido efecto yoyo al hacer una dieta para bajar de peso
Foto: shutterstock

Todos los que estén en un plan de dieta somos susceptibles a sufrir el tan temido Efecto Yo-Yo. Esta es una realidad que no puede ser negada y que entre más aceptada sea, más serán las soluciones que puedan surgir al respecto.

Si no sabes qué es el Efecto Yo-Yo, en este artículo te lo explicaremos brevemente para así continuar con las claves que puedes asimilar para así llevar a cabo un régimen alimenticio que no concluya en la recuperación del peso que pierdes con tu esfuerzo.

¿Qué es el Efecto Yoyo?

Conocido también como Efecto Rebote, el Efecto Yo-Yo es un fenómeno que consiste en la pérdida de una importante cantidad de peso corporal y la posterior recuperación de éste en un lapso de tiempo muy corto.

En rasgos generales, el peso que se pierda con el Efecto Yo-Yo puede recuperarse con un ligero sobrepeso, es decir, con más peso del que se perdió originalmente. Por lo general, el Efecto Yoyo ocurre después de una dieta milagro.

Efecto Rebote
Foto: Pixabay

Claves para evitar el Efecto Yoyo

Los consejos que te vamos a otorgar a continuación no obedecen a cuestiones sumamente complejas y difíciles de entender, sino que surgen de la aplicación de la lógica y del entendimiento del funcionamiento del cuerpo humano.

  • Nada de privaciones desmesuradas: Si ves que existen dietas que te ofrecen disminuir el peso de modo rápido y casi sin esfuerzo, probablemente sea una dieta milagro que pueda traer riesgos a tu salud. A la larga vas a salir perdiendo.
  • Paciencia: Las dietas eficientes se ejecutan mediante fases organizadas y que siguen una secuencia lógica. Es importante que no te saltes ninguna y que sigas los regímenes con la mayor fidelidad posible. Muchas veces los programas son largos, pero te aseguramos que hallarás satisfacción con los resultados finales.
  • No te saltes de comidas: No obvies ninguna de las comidas del día. Si lo haces, acumularás una sensación de hambre que querrás compensar con lo primero que se te cruce por los ojos, distorsionando la dieta y aumento la posibilidad de engordar.
  • La importancia de la estabilidad: Retomar tu régimen normal sin la adecuación requerida hará que aumentes de peso rápidamente. Por lo general, la última de las dietas son las etapas de estabilización, cumplen el rol de mantener el peso alcanzado.
  • El equilibrio: Come de todo un poco. No sacrifiques por completo esos pequeños gustos tuyos por una dieta, pero ten presente que el consumo de dichos gustillos debe ser limitado y adecuado al régimen que tratas de seguir.
  • Conciencia: Eres una persona que sabe qué cosas puede consumir y qué cosas no sin poner en riesgo tu salud y los objetivos planteados. Puedes resistirte a los placeres culposos, a las chucherías. Puedes desarrollar un sentido crítico.

Fuente: enfemenino.com