Las vacunas que necesitas durante el embarazo

Las vacunas que necesitas durante el embarazo

Vacunarse contra la influenza puede reducir las posibilidades de una mujer embarazada de ser hospitalizada debido a la influenza, de acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista Clinical Infectious Diseases.

Y una investigación previa sugiere que la vacuna DTP contra la difteria, el tétanos y la pertussis (tos ferina), puede reducir en un 78% la probabilidad de que un bebé padezca tos ferina durante los primeros dos meses de vida.

Tanto la vacuna contra la influenza como la DTP se recomiendan durante el embarazo. Pero solo aproximadamente la mitad de las mujeres embarazadas recibieron estas vacunas durante la muy severa temporada de influenza de 2017 a 2018 según una encuesta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Esto es un problema, dicen los funcionarios de los CDC. “Incluso durante una temporada relativamente leve, terminan siendo miles las mujeres que deben ser hospitalizadas por complicaciones durante el embarazo”, dice Mark Thompson, PhD, epidemiólogo de la división de influenza de los CDC y autor principal del nuevo estudio. “Cuando una mujer embarazada tiene que ir al hospital, se pone en riesgo a la madre y se pone en riesgo al bebé”.  

Y un caso de tos ferina puede ser fatal para los bebés: cerca de la mitad de los bebés menores de un año que padecen la enfermedad son hospitalizados, y muere 1 de cada 100 de los que son hospitalizados.

Se recomienda a las mujeres que eviten muchos medicamentos  durante el embarazo, y algunas también temen ser vacunadas durante este tiempo. Sin embargo, los científicos dicen que estas dos vacunas son importantes y seguras. Aquí te indicamos lo que debes hacer.

La vacuna contra la influenza durante el embarazo

Se recomienda una vacuna contra la influenza durante cada embarazo, y es seguro vacunarse en cualquier momento. Si estás embarazada antes del inicio de la temporada de influenza, intenta vacunarte a fines de octubre, de modo que estés protegida antes de que la temporada tome fuerza.

Vacunarte contra la influenza durante el embarazo protegerá a tu bebé de la influenza durante los primeros 6 meses de vida, antes de que tenga la edad suficiente para vacunarse.

Pero también es fundamental para las futuras mamás. Las mujeres embarazadas tienen una probabilidad mucho mayor que las mujeres no embarazadas de desarrollar una complicación grave, como fiebre alta, neumonía o sepsis, o incluso morir, si contraen la influenza.

La razón principal es que el sistema inmunológico no puede combatir las infecciones tan fácilmente durante el embarazo porque está ocupado protegiendo al feto y a la madre, dice Laura Riley, MD, obstetra y ginecóloga en jefe en New York-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center. 

Además, “no solo es más probable que se enfermen, sabemos que las mujeres que contraen infecciones virales graves que causan fiebre prolongada tienen un mayor riesgo de tener un parto prematuro”, dice Riley.

Si te preocupa que la vacuna pueda causarte daño o a tu bebé, numerosos estudios a lo largo de los años han demostrado que es segura, y que evitará que ninguno de los dos se contagie de influenza (aunque podría causar efectos secundarios temporales, como dolor en el brazo o fiebre baja).

Pero, toma nota: que te pongan la vacuna en inyección contra la influenza, no uses la vacuna en aerosol nasal contra la influenza, que se fabrica con un virus vivo atenuado (o debilitado) de la influenza. Las vacunas fabricadas con virus vivos atenuados no se recomiendan para mujeres embarazadas.

Acerca de la vacuna contra la tos ferina

Las mujeres embarazadas deben recibir una dosis de DTP durante cada embarazo, entre las semanas 27 y 36, según los CDC.

La pertussis o tos ferina, una enfermedad bacteriana que puede causar ataques intensos de tos de hasta 10 semanas o más, por lo general no es más grave durante el embarazo que en otros momentos de la vida adulta, según Jeanne Sheffield, MD, directora de la división de medicina materno-fetal y profesora del departamento de ginecología y obstetricia de Johns Hopkins Medicine.

Pero puede ser muy peligroso para los niños pequeños. Y los bebés no comienzan a recibir la serie DTPa, la vacuna infantil contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, hasta que cumplen 2 meses.

“Los bebés infectados pueden desarrollar neumonía, convulsiones, encefalopatía e incluso morir”, dice Sheffield.

La vacuna DTPa es segura para las madres embarazadas y sus bebés, según varias investigaciones.

¿Hay otras vacunas que debas recibir?

Las vacunas DTPa y contra la influenza son las únicas vacunas recomendadas para todas las mujeres embarazadas, pero algunas mujeres podrían necesitar vacunas adicionales, así que consúltalo con tu médico.

Las mujeres que han estado expuestas al virus de la hepatitis B, por ejemplo, deben recibir una vacuna contra ella.

Si planeas viajar a otros países estando embarazada, pregunta si es necesario que te vacunen para protegerte de las enfermedades que son comunes en los países que visitarás.

Y si quedas embarazada y te faltan vacunas que deberías haber recibido cuando eras niña, como una dosis de MMR, la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola, pregúntale a tu médico si necesitas ponerte al día.

Estas vacunas se pueden administrar justo después de dar a luz, lo que ayudará a evitar que te enfermes y, si lo amamantas, le transmitirás algunos anticuerpos que protegerán a tu bebé contra esas enfermedades a través de la leche materna.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.