Trump quiere que su abogado vaya a prisión

Trump vuelve a atacar a su ex abogado Michael Cohen
Trump quiere que su abogado vaya a prisión
Confesiones de Cohen ponen en aprietos a Trump
Foto: Getty Images

El presidente Donald Trump volvió a mostrar su lealtad con sus antiguos aliados y ex subalternos.

Este lunes el presidente sugirió que su exabogado Michael Cohen, que colabora con la fiscalía especial en la investigación de la trama rusa, debe cumplir una pena de prisión.

“Mintió para este resultado (la reducción de una posible condena) y debería, en mi opinión, cumplir una sentencia entera y completa, aseguró Trump en su cuenta de Twitter después de cuestionar la petición de Cohen de no ir a prisión por los delitos de los que se ha declarado culpable ante un tribunal de Nueva York.

En este sentido, el presidente enfatizó que su exletrado y mano derecha ha mentido para lograr una reducción de pena.

“Michael Cohen pide al juez que no haya pena de prisión’ ¿Quieres decir que puede hacer todas las cosas terribles, y no relacionadas con Trump que tienen que ver con fraude, grandes préstamos, taxis, etc., y no cumplir una pena de prisión larga?”, se preguntó el mandatario.

Cohen se ha declarado culpable de varios delitos, incluido uno de mentir al Congreso sobre la trama rusa y otro de financiación de campaña electoral en el que involucró a Trump, y se espera una sentencia el próximo 12 de diciembre.

El fiscal especial Robert Mueller investiga desde mayo de 2017 la supuesta coordinación entra la campaña del ahora presidente y Rusia para influir en los comicios presidenciales de 2016, así como una presunta obstrucción a la justicia por parte del mandatario.

Trump ha mantenido una retórica de ataques a Cohen por haber declarado contra él, mientras que ha agradecido públicamente las decisiones de no testificar contra él de otras personas involucradas en las pesquisas de la trama rusa, como su exjefe de campaña Paul Manafort.

Trump alabó hoy que no testifique en la causa Roger Stone, un amigo suyo que participó en su campaña electoral para esos comicios, aunque abandonó el equipo en agosto de 2015.

“Nunca testificaré contra Trump’. Esta declaración fue recientemente hecha por Roger Stone, básicamente diciendo que nunca será forzado a inventarse mentiras e historias sobre el ‘presidente Trump’ por un fiscal que va por libre y está fuera de control. ¡(Es) bueno saber que alguna gente aún tiene ‘agallas’!”, apuntó el presidente.

Asimismo, volvió a cargar contra Mueller y sus averiguaciones, a las que ha calificado en múltiples ocasiones de “caza de brujas”.

“Bob Mueller (quien es un hombre muy distinto a lo que la gente piensa) y su banda de Demócratas Enfadados fuera de control no quieren la verdad, solo quieren mentiras. La verdad es muy mala para su misión”, enfatizó Trump en su cuenta de Twitter.