Sheriff: La bala que mató a un alguacil en la masacre de Thousand Oaks fue de otro oficial

Un oficial de la Patrulla de Caminos de California causó la muerte del sargento Ron Helus en el tiroteo del bar Borderline
Sheriff: La bala que mató a un alguacil en la masacre de Thousand Oaks fue de otro oficial
Ron Helus estaba a punto de jubilarse del Departamento del Sheriff del condado de Ventura.
Foto: Suministrada

El alguacil asesinado durante la masacre en Thousand Oaks murió a causa de una bala disparada por un oficial de la Patrulla de Caminos de California  (CHP), quien también intentaba detener al sospechoso, dijo en una conferencia de prensa el alguacil del condado de Ventura, Bill Ayub.

Los disparos del sospechoso hirieron al sargento Ron Helus cinco veces, pero esos tiros no fueron necesariamente fatales.

“Estamos muy tristes de informar que el sargento. Helus también recibió un disparo de una sexta bala, que ahora sabemos… fue disparada desde el rifle de un oficial de CHP “, dijo el alguacil. “Trágicamente, esa bala golpeó órganos vitales y fue fatal”.

Las autoridades hicieron el descubrimiento cuando el análisis del laboratorio criminalista del FBI mostró que la bala letal coincidía con el tipo que provenía del arma del oficial.

Ayub dijo que la noticia era “extremadamente difícil” de procesar y entender, especialmente para la esposa de Helus, Karen y su hijo adulto Jordan.

El Dr. Christopher Young, jefe médico forense del Condado de Ventura, dijo a los reporteros que las heridas causadas por los disparos del sospechoso eran “potencialmente no fatales” pero que la del oficial le dio al corazón.

Young dijo anteriormente que no había evidencia de que las víctimas dentro del bar Borderline fueran alcanzadas por disparos del oficial de CHP o de Helus.

“Estábamos conscientes de las lesiones sufridas por el sargento Helus, pero necesitábamos confirmación de balística y no estaba probado de que fuera un fuego amigo “, dijo el viernes.

Ayub describió la situación como caótica y confusa esa noche, el 7 de noviembre, con gente corriendo por el estacionamiento, saltando por las ventanas para escapar y muchos sangrando visiblemente en medio del sonido de los disparos cuando los oficiales se acercaban al edificio.

Cuando Helus y el oficial de CHP entraron, fueron emboscados “casi inmediatamente” por el hombre armado en medio del humo, la oscuridad y el caos, dijo. Helus y el oficial de CHP, dijo, entraron de buen grado en “lo que solo se puede describir como una situación de combate, arriesgando sus propias vidas para salvar a muchos otros”.

“Es un detalle trágico que no creo que sea evitable”, dijo Ayub.

Los funcionarios no comentaron sobre la situación del alguacil, quien llevaba puesto un chaleco protector, y del oficial de CHP cuando el el alguacil fue herido. Tampoco dijeron si Helus recibió el disparo desde el frente o la espalda.

Ayub dijo que las circunstancias de ese disparo fatal, ya sea si el oficial disparó su arma accidentalmente, por ejemplo, o si estaba disparando al sospechoso, aún estaban bajo investigación.

El pistolero que aterrorizó al abarrotado Borderline Bar and Grill disparó más de 50 balas e hirió a 13 personas, con solo una sobreviviente, y además arrojó granadas de humo, dijeron las autoridades.

Ian David Long, de 28 años, de Newbury Park, estaba fuertemente armado cuando realizó esta masacre. Aún no se conocen sus motivos para realizarla.