Cómo lograr comprar un auto nuevo, sin llenarse de deudas

Evita años de pagos fraccionados por la compra de un vehículo, con la técnica que te explicaremos aquí
Cómo lograr comprar un auto nuevo, sin llenarse de deudas
Foto: shutterstock

Comprar un auto a través de préstamos bancarios que te dejan con deudas casi inagotables, es muy común últimamente. Se puede creer, incluso, que el pago de automóviles es una forma de vida y que no hay manera de escapar a sus encantos.

Pero, ¡no te desanimes! Parece que esta fuese la única manera de comprar un auto, y no es así. Este método te ayudará a cambiar tus tácticas para obtener el vehículo que deseas en el menor tiempo posible.

El pago promedio de un automóvil es $475, a través de préstamos que mantienen su vigencia hasta 6 años con una tasa de interés promedio de 9.6%. El costo de un auto puede ser aproximadamente de $26.000, o un poco más. Lo que significa que pasados esos seis años (o cuatro, ya son suficientes) el valor de tu carro ha disminuido aproximadamente un 70%.

Es decir, ese vehículo que compraste en $26.000, luego de 6 años ya has pagado por él más de esa cantidad (unos $33.000, más o menos); y por si fuera poco, ya en esa fecha debe costar mucho menos (unos $6.000).

llenarse de deudas
Foto: Shutterstock

¿Cómo evitar seguir este mecanismo abrumador? Fácil. Para empezar, puedes optar por comprar un vehículo barato, valorado en unos $2.000 solo para usarlo por 10 meses. Luego, esos $475 que pagarías por un auto a préstamo, intenta ahorrarlos todos los meses hasta que obtengas al menos $4.750 (ahorro de 10 meses), y puedas comprar un auto ¡totalmente nuevo! sin tener que pedir ni regresar ni un centavo al banco. A este monto reunido, puedes sumar los $2.000 que recuperes de aquel auto barato que compraste al inicio de la táctica; obteniendo en total unos $6.750.

Si continúas guardando la misma cantidad de dinero, 10 meses después, tendrás otros $4.750 y podrás comprar otro vehículo. Si lo deseas, puedes vender el auto que compraste con la ganancia anterior, quizás al mismo precio, y ya tendrías ¡$11.500! El incremento del monto es evidente, y todo esto en tan solo 20 meses.

Así, esto demuestra que puedes hacer mucho con $475 antes que pagarlos al banco durante años y años. Esta manera de ahorrar también puede ayudarte a pagar lo necesario en el hogar, los estudios de tus hijos, y cualquier otra cosa que desees o necesites.

Además, si inviertes esos $475 en un buen fondo de inversión, con un tasa de interés de 12%, tendrías más de $100.000 en 10 años. A los 20 años, ¡gozarías de $470.000! Y así, hasta que tengas más de 1 millón de dólares.

Entonces, anímate a agregar esta técnica como uno de tus planes de avance para este 2019, logrando obtener el carro de tu sueños, en tan solo unos meses.

Fuente: daveramsey.com