Cómo tratar delirios y alucinaciones en pacientes con Alzheimer

Ambos tienen rasgos muy similares
Cómo tratar delirios y alucinaciones en pacientes con Alzheimer
Foto: shutterstock

El Alzheimer es una enfermedad mental que aparece principalmente en las etapas tardías de la vida, junto con la vejez. Las personas que lo padecen experimentan una degeneración progresiva de sus facultades mentales y de su sentido de realidad.

Cuando ocurre esta degeneración, aumenta la probabilidad de que el paciente sufra delirios o alucinaciones, que son fenómenos característicos de esta enfermedad.

¿Qué son los delirios y las alucinaciones?

Entendemos por delirio una falsa creencia o idea que es asimilada por el paciente como si fuera completamente real a pesar de que las evidencias empíricas afirmen su falsedad. El delirio no es una enfermedad en sí, sino un rasgo sintomático de otros trastornos, como pueden ser:

Una alucinación, por otro lado, es una percepción que ocurre sin un estímulo antecedente que lo desencadene, es decir, es un fenómeno que ocurre sin un estímulo exterior. El sujeto que padece la alucinación considera que ésta es real.

Las alucinaciones pueden ocurrir como fenómenos auditivos, sensoriales, visuales.

¿Delirio y alucinación son lo mismo?

Delirios
Foto: Pixabay

Probablemente los episodios de delirio se presenten en conjunto con las alucinaciones, y dado que son síntomas muy similares, son rasgos muy dados a confundirse el uno con el otro. No obstante, ellos no son iguales, y no deberían utilizarse de manera indistinta.

La alucinación es una invención completamente original del paciente, no halla su origen en ningún objeto exterior. El delirio, por otro lado, es la distorsión de un estímulo externo que efectivamente existe, pero que el paciente asimila equívoco como consecuencia de un trastorno.

Delirios y alucinaciones en personas con Alzheimer

El Alzheimer produce cambios en la estructura del cerebro. Como toda forma de demencia, esta enfermedad influye en gran medida cómo las personas perciben el mundo que les rodea.

Puede que una persona con Alzheimer crea haber escuchando o visto algo que probablemente no haya ocurrido, pero dicha persona puede pensar que eso efectivamente ocurrió y que le están tomando por tonta.

Los delirios y las alucinaciones son rasgos característicos del Alzheimer, y pueden ser de los primeros síntomas en presentarse en el cuadro sintomático.

Consejos para los cuidadores

No es fácil tratar con personas con una enfermedad mental como el Alzheimer. Interactuar con ellas puede ser motivo de frustración debido a que progresivamente pierden su sentido de realidad, así como también sus rasgos distintivos. Aquí introduciremos algunos consejos.

  • Consejos referentes a los delirios

  • No rebatas todo lo que el paciente afirma porque ello puede desembocar en conflictos innecesarios.
  • Si la persona se encuentra asustada, intenta tranquilizarla por los medios necesarios.
  • Distrae al paciente, llama su atención y actúa de modo de llevarla nuevamente a la realidad.
  • Consejos referentes a las alucinaciones

  • El paciente creerá que lo que alucina es completamente real, por lo que es mejor no convencerle de lo contrario. Esto produciría agresividad e irritabilidad.
  • No digas que estás de acuerdo con lo que él indica, es mejor responder de manera neutral.
  • Reacciona con calma.
  • Modifica el entorno para reducir al máximo las posibilidades de alucinación.

Fuente: knowalzheimer.com