Hallan una cueva tan grande como para esconder la Estatua de la Libertad

Se espera realizar una completa expedición para explorar al detalle en el 2020

Se ha descubierto una cueva de gran tamaño en el escarpado paisaje canadiense. Los geólogos están asombrados de su magnitud.

La cueva, ubicada en el Parque Provincial de Wells Gray, en la Columbia Británica, fue descubierta por primera vez por los investigadores cuando realizaban una inspección de rutina en helicóptero para controlar a los caribúes (una especie similar a los renos, perom más grande) de la zona. Desde su punto de vista en el aire, la cuava parecía un agujero negro en medio de un mar de nieve.

Después de esperar a que la nieve se derritiera, los investigadores recaudaron alrededor de $5,000 dólares, una gran parte de sus bolsillos, para una expedición de un día de duración.

Cuando exploraron la cueva, se sorprendieron por lo que encontraron.

En su apertura, la cueva tiene 330 pies de largo y casi 200 pies de ancho, lo que es lo suficientemente ancha como para acomodar la Estatua de la Libertad, por poner un ejemplo.

John Pollack, que es gobernador de la Royal Canadian Geographical Society y un topógrafo arqueológico que participó en la expedición, reveló la existencia de la cueva en una entrevista con Canadian Geographic explicando la enormidad del descubrimiento.

“He estado en algunas de las cuevas más grandes del mundo, y esta tiene una entrada que es verdaderamente inmensa, y no solo para los estándares canadienses”, dijo Pollack.

“La abertura es de 100 metros de largo por 60 metros de ancho, y cuando estás parado en el borde mirando hacia abajo, tu línea de visión es de casi 600 pies [183 metros]”, agregó Pollack. “No tienes líneas de visión de 600 pies en cuevas canadienses”:

El hoyo fue apodado cariñosamente como el “Sarlaac Pit” en una referencia a la criatura con tentáculos que aparece brevemente en Star Wars: El Retorno del Jedi. Sin embargo, el nombre es solo temporal, ya que el departamento de parques de la Columbia Británica está consultando a las tribus indígenas para ver si la cueva ya recibió un nombre más significativo culturalmente en el pasado

Los investigadores también están manteniendo el lugar de la cueva en secreto, no solo para mantener el área libre de presencia humana, sino también para evitar que los montañistas aficionados intenten explorar la fisura porque “esta cueva está realmente en el medio de la nada”, agregó Pollack en su entrevista con la revista geológica.

“Ni siquiera creemos que sea factible que alguien entre y haga algo. Es posible que pueda llegar, pero no puede traer suficiente equipo para hacer nada ahí dentro. Está en un terreno montañoso, rodeado de glaciares y en la parte inferior de una pendiente de avalancha de 45 grados que se eleva entre 2.000 y 2.500 pies sobre ella, lo que significa que no puedes ir a ella en invierno. Quizá cuando el flujo de agua esté en su nivel más bajo. Este es un lugar salvaje “.

La naturaleza y el planeta nos siguen sorprendiendo con maravillas naturales sin explotar.