Pasó 17 años en prisión por un crimen que su “doble” cometió

Richard Anthony Jones vivió una gran pesadilla y todo por culpa de llamarse casi igual y sobre todo, ser idéntico a un delincuente

Pasó 17 años en prisión por un crimen que su “doble” cometió
El parecido entre Ricky Amos y Richard Jones es increíble.
Foto: YouTube

Insólita historia la que ha protagonizado un hombre llamado Richard Anthony Jones, el cual pasó 17 años el prisión por un crimen que desde el primer día afirmó que él no había cometido.

Todo inició en 1999, cuando Richard fue declarado culpable de haber cometido un robo con violencia a una mujer en un estacionamiento de un Walmart, en Roeland Park, Kansas.

El hombre se defendió asegurando que él no había podido haber realizado el atraco, ya que ese día y a la hora que ocurrió, se encontraba en una fiesta e incluso, afirmaba que podía comprobar lo que decía, ya que había varios testigos que lo vieron en dicha celebración; sin embargo, las autoridades omitieron el paso de que él tratara de comprobar su inocencia y lo sentenciaron.

La gente que presenció el robo indicó a la policía que el perpetrador había sido un “hombre hispano o afroamericano de piel clara”, que tenía “el pelo largo recogido hacia atrás” e incluso, algunos lo identificaron como “Rick”. DE hecho, hubo alguien que anotó las placas del vehículo con el cual, el ladrón salió huyendo y al rastrearlas, estas los condujeron hasta la casa de Jones.

Posteriormente, algunos testigos y la propia víctima compararon las fotos de Richard y de “Rick” y señalaron al primero como la persona que había cometido el robo. Pese a que algunos testificaron a su favor, asegurando que Richard se encontraba ese día celebrando el cumpleaños de su novia, al tener antecedentes penales, fue finalmente encontrado culpable de haber cometido robo agravado y sentenciado a 19 años de cárcel.

Luego de una apelación fallida, un par de años después, Jones contactó al Proyecto Inocencia del Medio Oeste, que se asocia con el Proyecto para la Inocencia de la Universidad de Kansas, para ver si podían ayudarle a demostrar que él era inocente.

Luego de varias investigaciones, la gente de este proyecto descubrió que el “Rick” que había cometido el robo es un hombre llamado Rick Lee Amos, y quien increíblemente guarda un parecido físico con Jones totalmente asombroso. Las fotos de ambos hombres fueron presentadas a los testigos que declararon en el caso, los cuales fueron incapaces de saber quién es quién.

Finalmente, un juez desechó la condena de Jones y fue puesto en libertad el 8 de junio de 2017. Como el plazo de prescripción del crimen ha pasado, a Amos no se le puede procesar.

Además de gozar de su libertad, por el error cometido, Jones recibirá $1.1 millones de dólares de parte del gobierno de Kansas, también se le dará un certificado de inocencia, que el registro de su arresto y condena sea borrado, la destrucción de cualquier muestra biológica asociada a su caso, así como asesoramiento y permiso para participar en el programa estatal de beneficios de atención médica para los años 2019 y 2020.