Celebración de Navidad en Skid Row arranca sonrisas

Niños de bajos recursos reciben un obsequio adelantado

Celebración de Navidad en Skid Row arranca sonrisas
Los niños pudieron tomarse una foto con Santa. / foto: Aurelia Ventura.
Foto: La Opinion

Junto a sus cuatro hijos, de 13, 7 y 3 años de edad, María López, acudió desde muy temprano a la celebración de Navidad que este viernes celebró Los Angeles Mission, una organización ubicada en Skid Row que ayuda a la comunidad.

“Mi esposo fue deportado hace cinco meses a México y ahora está en Tijuana peleando su caso. Él era el único que trabajaba”, dijo la mujer, quien agregó que si no hubiera sido por este evento no le hubiera alcanzado el dinero para que sus pequeños tengan regalos en estas fiestas.

“Estoy agradecida porque al menos tendrán un juguete en Navidad”, indicó.

Los pequeños recibieron regalos este viernes. / foto: Aurelia Ventura

Los niños de María fueron tres de las casi 1,000 personas de bajos recursos, entre pequeños y adultos, que acudieron a la celebración, organizada junto a la Fundación Festival of Children.

En el lugar se entregaron juguetes, se recibió la visita de Santa y hubo comida y entretenimiento gratuito.
Tomás Chax, quien es originario de Guatemala y llegó junto a sus dos hijas, de 8 y 3 años, platica que se enteró del evento por la televisión.

El hombre, que trabaja en la costura, contó que el trabajo empieza a bajar en esta época del año. “Alcanza para pagar la renta pero el dinero no estira para nada más”, dice refiriéndose a que no le alcanza para la compra de obsequios.

Mari Sánchez coincide en esa idea. Señala que su esposo vende frutas como vendedor ambulante pero que “con eso no es suficiente y uno se va limitando [con los gastos]”.

Las familias pudieron disfrutar de un almuerzo navideño junto a sus familiares. / fotos: Aurelia Ventura.

Contenta porque sus hijos, Jazmín de 10 años, Israel de 7, Saúl de 5 y Nicole de 2, se tomaron la foto con Santa y recibieron sus regalos indicó que dichos presentes “se iban a ir de frente al árbol y no se iban a abrir hasta Navidad”.

Por su parte Paz Tzita, quien llegó a Skid Row a las 7:00 a.m. con sus tres sobrinos y su hija, dijo que valió la pena haber llegado temprano. “Los niños salen felices con sus regalos”.

Con información de Aurelia Ventura.