Incómodo pero necesario: ¿Cómo hablar con los hijos sobre la virginidad?

Aquí te dejamos algunas técnicas para manejar el caso
Incómodo pero necesario: ¿Cómo hablar con los hijos sobre la virginidad?
Foto: shutterstock

Para un padre es preocupante la etapa en que su hijo siente curiosidad y maneja rumores sobre qué es la virginidad y qué es el sexo. Por eso, es importante que mantengas una relación abierta con él, para poder guiarlo en este tema; evitando consecuencias a causa de sus actos desinformados.

¿Qué es la virginidad?

Es el estado en que se encuentra una persona antes de tener relaciones sexuales. Ésta se pierde, a través del encuentro sexual entre una pareja.

Hablar con tu hijo sobre este tema, te ayudará a mejorar la relación entre ambos y lo ayudará a él o a ella a conocer más sobre este asunto.

Explícale los conceptos básicos sobre la sexualidad (cómo ocurre, cuáles son las consecuencias). Aprovecha recalcar los detalles importantes, y consejos que mejoren la visión de tu hijo sobre la responsabilidad que amerita comenzar una vida sexual.

¿Por qué hablar del tema es importante?

A esa edad los jóvenes manejan una gran variedad de amigos, redes sociales, y medios de comunicación en general que pueden “informar” sobre el proceso para perder la virginidad. El problema aquí, es que la información puede ser tergiversada, convirtiendo esto en una acción “divertida” y muy placentera.

Lo que no manejan esos adolescentes es que iniciar una relación sexual trae consecuencias que luego pueden lamentar; allí es donde debes entrar con tus consejos como padre/madre.

A veces, tu hijo puede sentirse afectado física, emocional y socialmente a causa de la presión por perder la virginidad. También tienden a cerrarse frente a sus padres creyendo que los juzgarán por estar en esta etapa un tanto complicada.

Explícale que iniciar un acto sexual implica hacerlo con alguien a quien aman y en quien pueden confiar. Que si lo obligan a hacerlo, esa persona no los quiere ni valora. La elección de mantener o no la virginidad, es sentido de respeto hacia sí mismo.

Los riesgos al tener relaciones sexuales, incluyen: enfermedades de transmisión sexual (ETS) o infecciones de transmisión sexual (ITS). Y éstas  pueden contagiarse por la práctica del sexo oral y anal.

También tu hijo puede sentir culpa, arrepentimiento y tristeza al ser rechazado en la actividad sexual. En este caso, es necesario buscar atención médica y psicológica para evitar que se sienta solo y deprimido.

Empéñate en fortalecer la relación con tu hijo para poder ayudarlo en este tipo de situaciones. El sexo puede ser adictivo, modificando su comportamiento ante los demás. Recálcale que nunca debe competir para tener relaciones sexuales, y nunca debe aceptar tenerlas si no lo desea.

hablar de sexualidad con hijos

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

  • Establece reglas y límites (para llegar y salir de casa, en la elección de sus amistades, en la elección de sus planes diarios).
  • Evita que asista a fiestas sin presencia de adultos.
  • Si tu hijo sale con alguien, instrúyelo en la implantación de límites.
  • Muéstrale habilidades para manejar su autoestima ante los problemas y la presión social.
  • Recuérdale que el uso de alcohol y drogas pueden afectar su juicio y ocasionar malas acciones.
  • Habla constantemente con él. Dile que es normal sentir deseo sexual. Hazle saber que eres su amigo/amiga.
  • Déjale claro que no puede permitir ningún abuso: verbal, físico o sexual. Y si sucede, que recurra de inmediato a un adulto de confianza.

Antes de hablar con él, evalúa las posibles preguntas que pueda hacerte, y cómo manejar las respuestas. Ofrécele recursos o herramientas útiles, y háblale con ejemplos palpables a la vida real.

Comparte tus experiencias con él (si lo deseas). Mantente abierto y tranquilo, conviértete en su mejor amigo. Solo debes tener muy claro, que la decisión depende de él/ella. Tú solo funcionarás como su guía.

Así, cuando ya decida tener relaciones sexuales, háblale sobre cómo protegerse contra enfermedades y embarazos no deseados.