Un niño con la lengua extremadamente grande no tiene dinero para la operación

Los científicos creen que el síndrome se da por la disminución de la función de ciertos genes que hacen que las células continúen creciendo
Un niño con la lengua extremadamente grande no tiene dinero para la operación
Foto: Screenshot Inside edition

La familia de un niño pequeño de Oklahoma que nació con una lengua inusualmente grande espera recaudar dinero para una cirugía de reducción, así podrá al fin comer y hablar sin problema.

Baker Roth, que tiene 16 meses de edad, nació con el síndrome de Beckwith-Wiedemann (BWS), un raro trastorno de crecimiento excesivo. Su madre, Farrah Baker, no lo supo hasta que ya habia nacido.

“Siempre pensé que era lindo que su lengua sobresaliera en las ecografías, pero en realidad era una macroglosia causada por BWS“, dijo Roth a Inside Edition. “No muchos médicos están familiarizados con el síndrome, por lo que nadie me avisó del diagnóstico. Incluso publiqué en Facebook que me parecía adorable”.

Solo fue hasta el nacimiento que saltaron las alarmas. Cuando Baker nació ocho semanas antes a través de una cesárea de emergencia, los médicos se dieron cuenta de que algo estaba mal. Su lengua grande le dificultaba la respiración, por lo que se le practicó una traqueotomía para dejarle un tubo instalado. También necesitó someterse a cirugía para volver a colocar en su cuerpo sus intestinos y riñones, que habían crecido fuera de su estómago.

El trastorno también sitúa a Baker en un riesgo del 90% de padecer cáncer infantil, ya en junio se detectó un tumor en el hígado. Se sometió a meses de quimioterapia y en octubre entró en remisión.

Ahora, sus padres esperan conseguir el dinero necesario para practicarle la cirugía de lengua que necesita para que su vida fuera más fácil.

“La cirugía de reducción de la lengua le permitirá hacer sonidos y comunicarse, además de poder comer más”, dijo Roth. “Él ama la comida y quiere todo lo que todos los demás comen, así que eso será lo más importante, estará tan emocionado”.

Baker actualmente no puede hablar debido a la condición.

“Ha sido un viaje salvaje, pero pensar en todo por lo que Baker ha pasado es increíble, los niños son muy resistentes”, dijo Roth. “La mayoría de la gente piensa que es lindo y no hace preguntas, así que solo sonrío y les agradezco”.

Con casi $2 millones dólares en deudas médicas ya, la familia del niño pequeño está esperando recaudar dinero para pagar su cirugía de lengua.