7 trucos para incluir el pescado en la alimentación de tus hijos

Descubre cómo el pescado puede mejorar su desarrollo
7 trucos para incluir el pescado en la alimentación de tus hijos
Foto: shutterstock

La nutrición de los primeros cinco años de vida de tus hijos va a definir muchos aspectos de su vida futura, y una buena alimentación durante la niñez va a convertirlo en un adulto sano y feliz.

El pescado es  clave  en la alimentación infantil balanceada, y aunque su sabor no es de agrado para muchos niños, existen varias formas de incluirlo en sus comidas. 

Los 7 trucos para que tu hijo empiece a comer pescado

  • 1. Evita el pescado que contenga gran cantidad de espinas, si no puedes hacerlo, límpialo bien antes de cocinarlo y revisa que no haya espinas en el plato antes de servirlo. Los niños las detestan.
  • 2. Sírveles el pescado como plato fuerte cuando tengan hambre para que estén más dispuestos a comerlo.
  • 3. Combina el pescado con vegetales e introdúcelo lo más pronto posible a la dieta de tus hijos.
  • 4. Utiliza limón, hierbas aromáticas e incluso especias en poca cantidad para sazonar el pescado. Esto cambiará el sabor haciéndolo más amigable para el gusto del niño.
niños comiendo pescado
Shutterstock.com
  • 5. Varía las formas de cocinarlo y presentarlo para generar curiosidad en tus hijos. Recuerda puedes comprar el pescado en presentaciones diferentes como filetes o ruedas. Se puede preparar al vapor, hervido, a la plancha o frito en aceite y se puede incluir en todo tipo de recetas.
  • 6. No descartes el pescado en conservas.
  • 7. El pescado congelado suele ser más fácil de cocinar y su precio es inferior al del pescado recién sacado del mar. Piensa en recetas con estos pescados y descongélalo lentamente en la nevera.

Por su sabor amargo el pescado no es de los alimentos favoritos de los niños, pero su alto contenido proteico, sus vitaminas, minerales y grasas sanas como el Omega-3 los hace indispensables en su dieta.

Ensaya los trucos de este artículo para introducirlo en la dieta de tus hijos y ¡Buen provecho!