Hombre captado en video golpeando a mujeres queda libre tras pagar $90.000 de fianza

La Policía de Los Ángeles publicó el video el pasado martes pidiendo la ayuda de la comunidad para localizar al agresor
Hombre captado en video golpeando a mujeres queda libre tras pagar $90.000 de fianza
En el video es posible ver cómo el hombre, de contextura pesada, golpeó a dos mujeres en la cara dejándolas en el piso.
Foto: LAPD

Después de que el video de un hombre que fue captado golpeando a dos mujeres en el centro de Los Ángeles se hizo viral, Arka Sangbarani Oroojian, de 30 años, no tuvo otra alternativa que entregarse a las autoridades.

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) publicó el video el pasado martes pidiendo la ayuda de la comunidad para localizar al agresor.

Un día después, en un mensaje publicado el día de ayer el LAPD anunció que el hombre identificado como Arka Sangbarani Oroojian, se entregó el mismo martes a la Estación Central de Policía. El hombre fue descrito como una persona de 6’3” pies de altura, de 270 libras y residente de Sylmar.

Los archivos del condado muestran que Oroojian fue arrestado el 29 de enero a las 9:35 p.m. y fue liberado al día siguiente a la 1:30 p.m. después de pagar $90.000 de fianza. Oroojian deberá presentarse ante la corte el próximo 22 de febrero.

Según el reporte de Los Angeles Times, la detective de la policía, Meghan Aguilar, dijo que una de las mujeres había pedido al hombre tomar su hot dog y salir porque la línea se estaba haciendo larga. Al hombre no le gustó el comentario y comenzó a agredir a las mujeres.

Las dos víctimas fueron atendidas en un centro de emergencias. Una de ellas sufrió una fractura en uno de sus dedos.

El incidente ocurrió el sábado, 26 de enero, en la zona entre la calle 6 y Spring. En el video es posible ver cómo el hombre, de contextura pesada, golpeó a dos mujeres en la cara dejándolas en el piso.

Algunas personas que se encontraban en el lugar presenciaron la situación pero no tomaron ninguna acción para defender a las mujeres. Oroojian se apartó del lugar corriendo sin que ninguno de los espectadores hiciera algo para detenerlo.