Angela Ahrendts deja Apple después de ventas decepcionantes del iPhone

Angela Ahrendts deja Apple después de ventas decepcionantes del iPhone
Angela Ahrendts se dedicará a perseguir nuevas actividades profesionales.
Foto: Leon Neal/Staff / Getty Images

Ante una baja en las ventas de su producto estrella, el iPhone, Angela Ahrendts, vicepresidenta de retail en Apple, dejó su puesto después de haber trabajado cinco años en la compañía.

Ahrendts será reemplazada por Deirdre O’Brien, encargada de recursos humanos que ha sido parte de la empresa desde 1988. Tim Cook, CEO de Apple, comentó que O’Brien mantendrá su antiguo cargo y absorberá el de Ahrendts para ahora ostentar el puesto de Vicepresidente Senior de Minoristas y Personas.

“En Apple, creemos que nuestra alma es nuestra gente, y Deirdre entiende las cualidades y fortalezas de nuestro equipo mejor que nadie. Durante más de tres décadas, ella ha ayudado a mantener a Apple enfocada en servir a los clientes y a enriquecer vidas”, dijo Cook en un comunicado de prensa de la empresa.

Este movimiento en puestos clave de Apple viene después de un período no muy favorable para la empresa, ya que- además de que no se lograron las ventas esperadas del iPhone en la pasada temporada vacacional- las acciones de la empresa han bajado 16.3% en los últimos seis meses.

Además, hay que añadir que, después del anuncio de la salida de Ahrendts este martes, las acciones cayeron todavía un poco más, entre un 0.1% y un 0.2%.

La razón oficial de la salida de Ahrendts es que la ejecutiva tiene planeado dedicarse a nuevas actividades personales y profesionales.

En el comunicado ya mencionado de la empresa, Ahrendts dijo: “Los últimos cinco años han sido los más estimulantes, desafiantes y satisfactorios de mi carrera. A través de los esfuerzos colectivos de los equipos, (el departamento de) retail nunca ha estado más fuerte o mejor posicionado para hacer una contribución aún mayor para Apple. Siento que no hay mejor momento para pasar la batuta a Deirdre, uno de los ejecutivos más fuertes de Apple”.

¿Será este movimiento en el organigrama de Apple beneficioso para la empresa? Eso es algo que sólo el tiempo- y las ventas- lo dirán.

También te puede interesar:
Apple no quiere depender solo de las ventas del iPhone