Aumenta el uso de gas pimienta contra reclusos en cárceles juveniles de Los Ángeles

Reporte indica que muchas veces se usa de manera inapropiada
Aumenta el uso de gas pimienta contra reclusos en cárceles juveniles de Los Ángeles
LAPD muestra a medios de comunicación como utilizar pistolas eléctricas y balas de goma, así como gas pimienta. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Un informe del Inspector General del condado de Los Ángeles (COIG) reveló que guardias utilizaron el gas pimienta de forma inapropiada para someter a los detenidos en las cárceles juveniles del condado en los últimos años, a veces violando sus propias reglas que obligan a su uso como último recurso.

La revisión muestra que el uso de aerosol de pimienta en todas las instalaciones del departamento aumentó de 294 incidentes en 2015 a 747 en 2017, un aumento del 154 por ciento, informó Los Angeles Times. Se reportaron alrededor de 400 incidentes hasta julio de 2018, lo que sugiere que estaban en camino de coincidir con 2017, según los datos citados por Los Angeles Times.

La revisión descubrió que el Departamento de Libertad Condicional tiene sistemas inadecuados de capacitación, supervisión y responsabilidad que contribuyen a un exceso de confianza en el rociador, que está diseñado para causar irritación severa en los ojos y la piel para controlar sujetos indisciplinados.

“La revisión de OIG confirma reportes de ejecutivos, empleados y jóvenes en el Departamento de que algunos empleados se han involucrado en el uso inapropiado y a veces evitable de gas pimiento y no han descontaminado apropiadamente a los jóvenes que han sido expuestos al gas”, indica el reporte.

Sin embargo, el reporte señala que se ha removido a empleados de contacto directo con menores de edad cuando se sospecha que hayan cometido “actos atroces”.

El informe recomienda 18 cambios en las políticas del departamento relacionadas con la dependencia de sus guardias en el aerosol de pimienta, además de plantear la cuestión de si se debe suspender su uso, como han argumentado algunos defensores de la reforma de la justicia juvenil.

El supervisor Mark Ridley-Thomas solicitó la revisión en diciembre, en medio de informes de que el uso del aerosol se había triplicado en los últimos años, informó Los Ángeles Times.

En efecto, un reporte de marzo de 2018 sobre el uso del gas pimienta en las cárceles juveniles encontró que había aumentado en 338% en el centro de detención central entre 2015-2017; 214% en el centro de detención Los Padrinos y 192% en el centro Barry J. Nidorf.

En uno de los incidentes, un joven con una condición de salud mental se estaba haciendo daño a sí mismo y fue rociado con gas pimiento en las nalgas y la ingle. Luego el menor de edad fue dejado en un cuarto, donde no había agua, por apróximadamente 20 minutos antes de ser descontaminado. Pero los guardias no hicieron intentos por intervenir físicamente antes de usar el aerosol, en violación a las reglas. Y el incidente no se documentó completamente. El empleado involucrado eventualmente fue despedido.

El reporte indica que por falta de entrenamiento, a veces los guardias usan el aerosol de pimiento, en vez de otras prácticas para de-escalar la situación.

Al mismo tiempo, el Departamento reportó un aumento del 66% en los ataques de jóvenes detenidos contra otros, y del 58% en ataques contra guardias entre 2016-2017.

Después de ese reporte, en diciembre de 2018 se reportó un descenso del 20% en el uso del aerosol en comparación con 2017.

El condado de Los Ángeles opera el departamento de libertad condicional juvenil más grande del país, con más de 7,750 jóvenes bajo supervisión comunitaria y alrededor de 900 detenidos en centros o campamentos.