La advertencia que Melania no siguió con su campaña “Be Best”

Amiga y consejera de Melania le dijo que no usara la frase "Be Best" porque "sonaba analfabeta"
La advertencia que Melania no siguió con su campaña “Be Best”
Foto: NICHOLAS KAMM / AFP/Getty Images

Winston Wolkoff, amiga personal y consejera de Melania Trump le habría advertido del error que sería nombrar su campaña “Be Best” pues según ella “sonaba analfabeta”, sin embargo la ex modelo no le hizo caso.

Esto se conoció tras un informe basado en horas de conversaciones grabadas entre el ex abogado de Trump Michael Cohen y Winston Wolkoff, quien se desempeñó como estratega, asesora y ejecutora de Melania Trump.

El informe señaló que Wolkoff no tuvo problema en decirle directamente a Melania sus pensamientos sobre el mal nombre que tiene la campaña de la primera dama.

“Según fuentes familiarizadas con las conversaciones, Wolkoff les dijo a los empleados de Melania que el nombre de su iniciativa contra el acoso escolar, ‘Be Best’, sonaba analfabeto. La Primera Dama, según estas fuentes, temía que una alternativa, ‘Children First’, fuera demasiado similar a la marca ‘America First’ de su marido”.

Melania Trump fue muy criticada por la campaña contra el acoso cibernético, y muchos señalaron que su doble moral al aceptar que su esposo use Twitter para lanzar ataques personales contra sus adversarios políticos.

Por su parte otros señalaron que el nombre gramaticalmente incorrecto de “Be Best” fue simplemente un mal intento de anunciar el consejo “Be Better” de la ex primera dama Michelle Obama que dio durante una entrevista con Oprah Winfrey en la Cumbre de la Casa Blanca sobre el Estado de las Mujeres en 2016.

Como lo señaló la revista Time , muchas personas se dieron cuenta rápidamente de que grandes secciones de la campaña “Be Best” de Melania fueron copiadas casi palabra por palabra de un folleto que la Comisión Federal de Comercio publicado en 2014 durante la presidencia de Barack Obama.

El informe señaló que Wolkoff también advirtió a la primera dama que no usara la controvertida chaqueta que tenía estampada en su espalda la frase “Realmente no me importa, ¿me importa?” en un viaje que realizó para visitar a niños inmigrantes que fueron separados de sus padres bajo la política de tolerancia cero de Trump y colocados en centros de detención.

El informe de Vanity Fair notó que Melania pensó que la chaqueta ayudaría a obtener más atención para el viaje, aunque más tarde diría que era un mensaje para los medios de comunicación que la criticaban.