Ganó $3.5 millones en la lotería y su esposa sigue trabajando por una excelente razón

Ben Woods tenía 23 años cuando se hizo acreedor de tan jugoso premio y 3 años más tarde, conoció a la mujer de su vida con quien decidió formar una familia llena de valores
Ganó $3.5 millones en la lotería y su esposa sigue trabajando por una excelente razón
El dinero lo invertirá en su nieto.
Foto: CHRISTOPHE ARCHAMBAULT / Getty Images

Hace casi 15 años, cuando Ben Woods, de Liverpool, Reino Unido, tenía 23, tuvo la gran fortuna de llevarse un jugoso premio de la lotería de aproximadamente unos $3.5 millones de dólares. A partir de ese momento, no volvió a su empleo en una estación del tren de su ciudad pues consideró que tenía la vida resuelta, pero su esposa sí decidió continuar con su empleo.

Ben consideraba que aún era demasiado joven para tener tanto dinero, por lo que recurrió a la gente de la Lotería Nacional de su país, ya que tienen un programa especial con el cual ayudan a los ganadores a que inviertan sus ganancias de la mejor manera, y sobre todo, que asimilen esto de forma positiva. Para poder hacerlo, deben anunciar públicamente su premio, así que Woods lo hizo y gracias a esto, ha podido comprar varias propiedades que le permiten vivir bien de sus rentas.

“Me compré autos, casas para mí y mis hermanas, viajes por todo el mundo… Tenía cualquier cosa que quería”, comenta Ben, quien también está contento porque ahora ayuda a otras personas que han resultado ganadores de la lotería a que tomen buenas decisiones con su dinero.

A los 3 años de haber resultado ganador, Ben conoció a una chica que se convirtió en el amor de su vida. Se casaron y tienen 3 hijas de 9, 7 y 6 años, respectivamente. A diferencia de su padre, quien trabajaba muchas horas como conductor de autobús, él es feliz porque está siempre en casa y puede disfrutar a sus niñas todo el tiempo.

Pero quien sí decidió volver a su trabajo fue su esposa, un tanto impulsada por Woods, argumentando la siguiente razón: “No tenemos que preocuparnos por una hipoteca, pero no queremos que nuestras hijas piensen que solo nos sentamos en casa; tienen que aprender a salir y ganar dinero. Ambos pensamos que eso es importante”.

¿Qué opinas sobre esta decisión?