Tinnitus: el ruido que no para de sonar en el oído

Silbidos, tetera hirviendo, canto de grillos o campanas son algunos de los sonidos que las personas con tinnitus afirman escuchar.

Tinnitus: el ruido que no para de sonar en el oído
Foto: archivo
Regreso a Clases

El oído es un órgano sensible y complejo encargado del sentido de la audición. A través de sus distintas partes, se encarga de transmitirle los sonidos externos al cerebro para que éste les dé un significado.

Normalmente este proceso ocurre cuando hay un estímulo sonoro, pero en el caso del tinnitus no es así. ¿Alguna vez te ha pasado que escuchas un sonido agudo que más nadie percibe? A continuación sabrás la razón de eso.

Foto: Freepik

¿Qué es el Tinnitus?

El tinnitus o acúfenos es la percepción de un zumbido, murmullo o silbido en los oídos que no tiene su origen en un sonido externo. Puede ser suave, agudo o fuerte y se percibe en uno o ambos oídos.

De igual forma, los tinnitus se dividen en transitorios y crónicos. Los transitorios son aquellos que se presentan frecuentemente y no ocasionan mayores inconvenientes.

Se trata de un sonido que ninguna otra persona puede escuchar y que luego desaparece. Popularmente cuando esto pasa se dice que alguien podría estar hablando de ti.

Por otra parte, los acúfenos crónicos solo se presentan en el 8% de los afectados con esta enfermedad. Consiste en un trastorno más grave donde el sonido imposibilita la audición y afecta el equilibrio y la concentración de la persona.

¿Por qué se ocasiona?

La principal causa de este malestar es la exposición a ruidos fuertes como música a alto volumen, pirotecnia o disparos. También se puede dar por una obstrucción de cera en el oído o por golpes en la cabeza.

Sin embargo, hay problemas más graves que pueden tener la presencia de este zumbido como síntoma, entre los que se encuentran los tumores en el oído o en el cerebro y los problemas cardiovasculares.

Lo importante es saber que este sonido interno mayormente debería desaparecer transcurridas algunas horas. Si esto no ocurre, es necesario acudir a un médico y describirle lo que está percibiendo.