California no quiere sumarse a los nuevos estándares de emisiones de dióxido de carbono de Trump

El estado con más autos eléctricos quieren que se mantengan las sanciones y regulaciones en contra de las emisiones de carbono que fueron impuestas bajo la Administración de Obama y el Acuerdo de París, pero Trump quiere reglamentos en contra de la contaminación de autos más relajadas
California no quiere sumarse a los nuevos estándares de emisiones de dióxido de carbono de Trump
Bajo el plan Trump, las emisiones de gases de invernadero solo disminuirían ligeramente y el consumo de combustible aumentaría
Foto: Getty / Getty Images

La administración de Donald Trump suspendió negociaciones con el Gobierno de California para limitar las emisiones de gases de invernadero en autos, debido a que el estado falló en proveer “alternativas productivas” al Gobierno Federal, según reportó el diario local The Sacramento Bee la semana pasada.

La decisión llega después de que el presidente estadounidense cancelara la construcción de un tren bala ecológico que viajaría de Los Ángeles a San Francisco, y al cual ya se tenía designado un presupuesto de casi mil millones.

Trump y el gobernador de California, Gavin Newsom, se pelearon en Twitter por el presupuesto para al tren, ya que Trump quiere que California le regrese al Gobierno federal los $3 millones que ya se usaron para iniciar la construcción de una parte del tren, pero Newsom dice que su estado no regresará nada.

“Esta administración continúa su farsa política apuntando a nuestro estado y cortando las negociaciones sobre estándares de automóviles limpios. California no se quedará de brazos cruzados mientras el presidente y sus aliados intentan poner en riesgo la salud de millones de personas”, escribió el gobernador en Twitter.

Los líderes también han tenido diferencias en temas de seguridad nacional, especialmente en el tema del muro fronterizo de Trump.

En agosto del año pasado, la Agencia de Protección Ambiental (EPA), que está bajo el manejo de la administración de Trump, dijo que tenía contemplado reducir las regulaciones en emisiones de carbono que fueron impuestas bajo el Gobierno de Barack Obama – con la idea de reducir la contaminación ambiental de acuerdo con el Acuerdo de París – y que forzaría a California a seguir con sus planes, pese a que los californianos quieren un estado más ecológico y con restricciones al uso de emisiones de carbono. California es también el estado con más autos eléctricos.

Previamente, California había expresado su descontento con la decisión de EPA y dijo que retaría cualquier norma en corte. 

Cabe mencionar que Trump ha confesado no ser un creyente del Cambio Climático y decidió retirar a los Estados Unidos del Acuerdo de París pese a que la mayor parte del mundo han decidido seguir con las regulaciones estipuladas en éste.