Intenta pasar tortugas como si fueran pasteles por el control de aduanas

No se puede transportar animales de un país a otro sin un control veterinario específico, mucho menos animales protegidos

Intenta pasar tortugas como si fueran pasteles por el control de aduanas
¿Tortugas o pasteles?
Foto: Courtesy of Hauptzollamt Potsdam

El control de aduanas puede ser algo estresante para algunas personas, sobre todo si intentan entrar al país con elementos ilegales.

En la página web del gobierno, en la sección de aduanas,  podemos encontrar una lista de todo lo que está prohibido entrar a Estados Unidos. No es el único país con estas limitaciones y requisitos de entrada, países de Europa también vigilan mucho lo entra y sale de sus fronteras.

Algunas de las cosas que encontramos en la lista de lo que no se debe transportar son de sentido común, como drogas, armas y frutas y vegetales. Otros más surrealistas que no esperábamos que fueran delito, como vajilla de cerámica. Entre los más obvios hallamos pieles de animales y los animales vivos. Pero algunos viajeros deciden arriesgarse e intentar colar los animales en el país. Las formas de hacerlo suelen ser muy creativas.

Un hombre de 69 años de edad fue sorprendido recientemente tratando de colar tres tortugas vivas a través de la aduana en Berlín. Lo que parece ridículo, sí, pero hay que admirar su ingenio: trató de salirse con la suya disfrazándolas de pasteles.

La mente creativa no consiguió despistar a las autoridades, que aún así le dieron el alto.

Este atrevido intento tuvo lugar el 2 de marzo en el aeropuerto de Schönefeld, en Berlín y, según un informe de The Local, el hombre había venido de El Cairo, Egipto. Intentó salir del área de seguridad sin declarar nada, pero fue detenido por los oficiales de aduanas.

Cuando se le preguntó, el hombre afirmó que los objetos con forma de tortuga eran solo chocolates. Los oficiales no se lo terminaron de creer y al abrir la caja, descubrieron tres tortugas marroquíes vivas.

Las tortugas marroquíes están protegidas por la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres, también conocida como la Convención de Washington, por lo que fueron confiscadas y puestas al cuidado del veterinario de la frontera, según The Local.

La Agencia Federal para la Conservación de la Naturaleza ahora investigará el incidente más a fondo.