Lady Kitty Spencer, la sobrina de la princesa Diana, opaca la popularidad de Meghan Markle y Kate Middleton

De alguna manera el nombre de la princesa de Gales vuelve a la polémica con la belleza de su sobrina
Lady Kitty Spencer, la sobrina de la princesa Diana, opaca la popularidad de Meghan Markle y Kate Middleton
Kitty Spencer.
Foto: GARETH FULLER/AFP/Getty Images

Aunque las duquesas de Cambridge y Sussex son sin duda los miembros de la familia real británica que acaparan todas las miradas en sus apariciones públicas por sus estilos opuestos -uno más clásico y otro directamente importado de Hollywood para revolucionar el estricto protocolo-, desde el pasado mes de mayo otra royal ha conseguido robarles parte del protagonismo.

Se trata de Lady Kitty Spencer, la joven de 28 años que ha visto cómo su carrera profesional en la industria de la moda y su fama despegaban a raíz de la boda de su primo Enrique con Meghan Markle, donde parece que el resto del mundo la descubrió a pesar de que llevaba ya años trabajando como modelo.

View this post on Instagram

✨ @bulgariofficial by @alexanderneumann ✨

A post shared by Kitty Spencer (@kitty.spencer) on

View this post on Instagram

Thank you to the wonderful team at Cliftonville Primary School for having me 💙 I was very happy to visit to find out more about how the Save the Children's education programmes are helping pupils. Their Families Connect programme is helping to increase parents’ skills and confidence to support their child’s learning at the school. I spent the day with children and families from Cliftonville Primary which is the largest primary school in Kent and is based in one of the top 3% of most deprived wards across the UK. Some of the severest child poverty rates can be found there and with daily struggles such as paying bills and putting food on the table, parents often find it difficult to support their children’s educational development at home – which can lead to children drastically falling behind at school. It was an extremely moving experience, meeting children and families being supported by @savechildrenuk to improve their early learning and helping to give them the best possible start in life.

A post shared by Kitty Spencer (@kitty.spencer) on

La sobrina de la fallecida Diana de Gales -su padre Charles Spencer es el tío materno de los príncipes William y Harry- se despertó a la mañana siguiente del enlace con una gran sorpresa: su popularidad en Instagram se había multiplicado por diez y en la prensa inglesa había artículos dedicados a explicar quién era y por qué se encontraba entre los invitados al evento más exclusivo del año en la sociedad inglesa.

“Fue algo inesperado, sin duda”, explica ella en una nueva entrevista a la revista Harper’s Bazaar. “Pasé de tener 17,000 seguidores a medio millón en una sola noche. Al despertarme pensé que me había llevado por equivocación el teléfono de otra persona. Tuve que desactivar las notificaciones porque mi pobre móvil iba a colapsar. Y no paraba de pensar si podría seguir llamando por FaceTime a mi gato y compartiéndolo en Stories“.

View this post on Instagram

@lofficielbrasil shot by @morellibrothers 🖤

A post shared by Kitty Spencer (@kitty.spencer) on

A partir de ese momento Lady Kitty Spencer no ha parado de acumular trabajos como imagen de las marcas más prestigiosas y desde noviembre apenas ha pasado tres días seguidos en su casa de Inglaterra, donde reside a pesar de haber pasado la mayor parte de su vida en Sudáfrica junto a su madre. Sin embargo, su visión sobre su futuro en una profesión tan volátil y cruel como la de modelo es muy pragmática: “Sigo pensando que se trata de una etapa potencionalmente corta y muy emocionante, así que estoy tratando de disfrutarla al máximo. Y luego, cuando se termine, estaré agradecida porque se ha tratado de algo que jamás imaginé siquiera que podría suceder”, admite.


Atrevidos vídeos de Alexa Dellanos, hija de Myrka Dellanos, presumiendo todo su cuerpo

Kylie Jenner aparece con un vestido transparente y deja ver sus intimidades

De lejitos están mejor: Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera ponen tierra de por medio