Miedo a las alturas: Qué significa sufrir de vértigo y cómo se puede curar

El vértigo es un miedo irracional a las alturas que puede estar asociado a algún trauma o problemas asociados con el oído
Miedo a las alturas: Qué significa sufrir de vértigo y cómo se puede curar
Foto: shutterstock

El miedo a las alturas está asociado con el vértigo, y es el miedo irracional a caer.

Además, el vértigo también está relacionado con ciertas afecciones de diversos orígenes. Las personas que sufren de vértigo tienden a marearse, sentir nauseas y pueden incluso hasta desmayarse; ocasionando incluso lesiones.

Causas

La causa más inmediata es un fallo en el sistema auditivo, específicamente en el sistema vestibular, que se encuentra en el oído interno. Este sistema se encarga de la coordinación, de mantener el equilibrio y de la postura.

La causa más inmediata del vértigo, por lo tanto, se relaciona con cambios que se producen dentro del sistema auditivo, así como infecciones virales o bacterianas.

El vértigo aparece en personas que son sensibles al mareo, es decir, a movimientos bruscos y repentinos.

Otras de las causas tienen que ver con una anormalidad en la regulación de la presión arterial. Esta anormalidad se produce en personas de edad avanzada que consumen fármacos para controlar la hipertensión o alguna otra afección cardíaca. De hecho, es uno de los efectos secundarios de dichos medicamentos.

Los trastornos neurológicos también forman parte de las causas, como la esclerosis, o alguna fractura de cráneo. En estos casos, las connotaciones del vértigo pueden ser más complicadas y durar de por vida.

Tratamientos

El tratamiento recomendado por el especialista tendrá mucho que ver con la causa de la enfermedad. En la mayoría de los casos, se recomendarán ciertos fármacos que contribuirán con la restitución del equilibrio. La alimentación también es importante. Los especialistas recomiendan una dieta baja en sal para que los medicamentos hagan efecto.

vértigo
Foto: Shutterstock

En casos más graves, se recomienda una cirugía donde se interviene el sistema afectado, es decir, el oído medio y el sistema vestibular.

Estas cirugías serían la última opción, ya que podría representar la pérdida parcial o total de la audición. Lo corrector es acudir al médico y seguir sus indicaciones.