Un policía latino está acusado de asesinar a tiros a su esposa en Texas

El presunto asesino intentó escapar. Encontraron su auto a unas cuatro horas de su domicilio en Pearland y a menos de 160 km de la frontera con México
Un policía latino está acusado de asesinar a tiros a su esposa en Texas
Ramos-Hernández está detenido en la cárcel del Condado de Brazoria (Texas).
Foto: Oficina del Sheriff del Condado de Kleberg

Belinda Hernández fue asesinada a balazos en su propia casa de Pearland (Texas) este sábado al mediodía. Tenía 53 años y era bibliotecaria de la escuela Shadycrest Elementary School en el distrito escolar de Pearland (PISD, por sus siglas en inglés). El presunto autor de este feminicidio Hilario Ramos-Hernández– es el marido de Belinda, tiene 56 años y es sargento del Departamento de Policía de Houston (Texas).

Ramos-Hernández está detenido en la cárcel del Condado de Brazoria, al sur del área metropolitana de Houston. Las autoridades aseguran que el presunto asesino trató de escapar tras el crimen. La policía encontró el auto que manejaba el detenido en la localidad de Kingsville, a unas cuatro horas de su domicilio en Pearland y a menos de 100 millas (160 km) de la frontera con México. Allí lo arrestaron las autoridades del lugar.

El sábado al mediodía la policía de Pearland recibió la llamada de emergencia que les llevó al bloque 1900 Canyon Creek Court. En el domicilio de esta familia hispana encontraron el cuerpo sin vida de la mujer. En ese momento, Ramos-Hernández ya no estaba en la vivienda. Esto levantó las sospechas de los agentes.

El Departamento de Policía de Pearland mandó arrestar al hombre por considerarlo “persona de interés” en la investigación. Por ello, envió los datos del caso y pidió la colaboración de policías y autoridades de Texas y estados limítrofes para identificar a Ramos-Hernández y a su vehículo. La policía de Houston -donde el sargento acusado había trabajado durante 30 años- también colaboró en el caso, según afirmó el cuerpo policial de Pearland.

En una entrevista en 2014 a un diario local, la víctima Belinda Hernández dijo que llevaba más de 30 años “felizmente casada” y que el matrimonio tenía dos hijos mayores. El jefe de policía de Houston ha expresado públicamente sus condolencias a los “hijos, amigos y colegas” de Belinda Hernández.