Este trabajador de Trump tenía “green card”. Solicitó la nacionalidad y ICE lo arrestó. Será deportado

Se descubrió que el empleado de Trump fue condenado en Rumanía por un fraude con un seguro
Este trabajador de Trump tenía “green card”. Solicitó la nacionalidad y ICE lo arrestó. Será deportado
Zoltan Tamas era miembro del equipo de seguridad de la familia Trump
Foto: Getty Images

Mientras Donald Trump recorría el país intentando convertirse en presidente, sus hijos viajaban en ocasiones al sur de Florida en avión y eran recibidos en el aeropuerto por un miembro de su equipo de seguridad, Zoltan Tamas, armado con pistola, que los conducía seguros hasta el campo de golf que la familia posee en Jupiter, a 80 millas al norte de Miami.

Tamas, de 38 años, había emigrado legalmente desde Rumanía en 2011. Logró la residencia permanente, pagaba sus impuestos, y se compró una casa.

Pero desde hace ocho meses está encerrado en un centro de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), y no ha podido ni siquiera ver a su esposa y a sus dos hijos de 11 y ocho años, según informa el diario The New York Times. La mujer y los niños son estadounidenses, pero dependían del salario del hombre para subsistir.

¿Qué sucedió?

Tamas fue arrestado después de que aplicara para conseguir la ciudadanía en 2016, cuando un control de antecedentes reveló que había sido condenado en Rumanía por un fraude con un seguro.

Su abogado ha recurrido ante la corte migratoria para evitar su deportación, y ha recibido cartas de apoyo de empresarios y antiguos empleadores, pero ICE considera que debe permanecer detenido hasta que se aclare su caso.

“A Zoltan no le atraparon cruzando la frontera”, ha explicado su abogado, Mario Urizar, “estaba en el país legalmente, pagando sus impuestos, y no tiene antecedentes criminales en Estados Unidos. ¿Por qué mantenerle detenido?”.
Tamas comenzó a trabajar para una propiedad de Trump en 2006, según el citado diario. Tenía entonces 25 años, y llegó al complejo vacacional de Mar-a-Lago con un visado H-2B de trabajo temporal.

Era camarero y estacionaba carros. Su novia de entonces, rumana, vino de vacaciones y se casaron en Las Vegas (Nevada). Fueron de luna de miel a Hawaii. Volvieron a Rumania, tuvieron un hijo, y en 2011 lograron la residencia permanente en la lotería de green cards, que permite cada año a 50.000 extranjeros emigrar legalmente a Estados Unidos por sorteo.
Tamas volvió a Florida, y logró trabajo en Mar-a-Lago, mientras su esposa se quedaba en Rumania esperando el nacimiento de su segundo hijo. En 2013, fue trasladado al campo de golf de Jupiter, y allí se convirtió en guarda de seguridad y, con los años, fue ascendiendo hasta convertirse en vicedirector de seguridad.

En 2016, transcurridos cinco años como residentes permanentes, la familia intentó conseguir la ciudadanía. La mujer y los niños lo lograron en abril de 2017. En junio, ICE citó a Tamas, y luego lo detuvo.