Jueza al condenar a muerte a Jacob Sullivan por el asesinato de Grace Packer: “No tiene alma. No es humano”

El hombre fue condenado a muerte por la violación, tortura, asesinato y desmembramiento de Grace Packer, una niña de 14 años de Pennsylvania
Jueza al condenar a muerte a Jacob Sullivan por el asesinato de Grace Packer: “No tiene alma. No es humano”
Sara Packer (izquierda), su hija Grace (en el centro), y Jacob Sullivan.
Foto: Cortesía Buck County Police

“Usted no tiene alma”, le dijo la juez, “usted no es humano”.

Luego le condenó a muerte.

Jacob Sullivan, de 46 años, escuchó este jueves con la cara petrificada y sin mostrar reacción alguna la condena impuesta por la juez Diane Gibbons.

“La carnicería en este caso va más allá de mi capacidad de descripción”, añadió la juez.

El fiscal del distrito, Matthew Weintraub, había pedido la pena de muerte porque la víctima murió “en una casa de los horrores que se convirtió en el infierno sobre la Tierra”.

Sullivan estaba acusado de torturar, violar, asesinar y desmembrar en 2016 a Grace Packer, de 14 años, a la que mató para hacer realidad la fantasía sexual que compartía con la madre de la joven, Sara Packer.

La mujer, de 44 años y considerada la mente maestra detrás de este crimen, admitió haber participado en el asesinato, y dijo que quería ver a su hija muerta. En unas horas se declarará culpable a cambio de evitar la pena de muerte y ser condenada en su lugar

La defensa de Sullivan pidió también cadena perpetua para el hombre, alegando precisamente que había sido la mujer quien planeó el crimen, pero finalmente no pudo evitar que el jurado optara por la pena capital.

La pena de muerte está paralizada en Pennsylvania desde 2015, pero eso no impide que se imponga este castigo. Hay 142 reos esperando la inyección letal.

Los hechos tuvieron lugar en Allentown, a una hora de Filadelfia. El hombre y la mujer subieron a la joven al ático sofocante de su vivienda, donde planeaban administrarle una inyección letal de medicamentos.

La ataron las manos y los pies con cintas de plástico, la metieron una bola para amordazarla en la boca, y Sullivan la violó mientras Packer miraba.

Luego la abandonaron en el ático esperando a que muriera, pero la joven logró liberarse. Cuando Sullivan y Packer regresaron a la casa 12 horas después, la encontraron y el hombre la estranguló.

Luego guardaron su cadáver en arena para gatos durante meses, lo desmembraron y tiraron en un bosque del condado de Luzerne, donde fue encontrado por cazadores en octubre de 2016.

“Cumple con lo que yo esperaría de un monstruo”, dijo el portavoz del jurado, Kevin McDermott, tras la sentencia.

La joven había sido adoptada en 2007 por Sarah Packer y el que entonces era su marido, David Packer, junto a su hermano pequeño. El matrimonio había cuidado de docenas de niños como hogar de adopción antes de que el hombre fuera enviado a prisión por asaltar sexualmente a Grace y otra niña de 15 años.

Sarah Packer, que trabajaba en el departamento de adopciones del condado de Northampton, perdió su empleo entonces, en 2010, y se le prohibió adoptar a más niños, pero no se le retiró la custodia de Sarah.