5 cosas que debes tener en cuenta antes de comprar un auto ‘salvage’ (rescatado)

Los autos 'salvage' pueden ser convertidos en autos 'rebuilt'
5 cosas que debes tener en cuenta antes de comprar un auto ‘salvage’ (rescatado)
Foto: Getty Images

Comprar un auto salvage no es una decisión que se tome a la ligera, pues estos autos, aunque son muy baratos, también conllevan muchos trámites y obstáculos a la hora de tratar de registrarlos con el Departamento de Motores y Vehículos (DMV).

Si tu estás contemplando comprar uno de estos vehículos, primero analiza los siguientes puntos claves que pudieran determinar tu decisión.

5 cosas que debes saber antes de comprar un auto salvage

1 – De dónde provienen

Los autos salvage son aquellos que estuvieron involucrados en un accidente que dañó severamente su estructura y los volvió un medio de transporte peligroso o no apto para ser conducido en carretera. Sin embargo, estos pueden ser reparados y puestos de vuelta en las calles una vez que pasen por una serie de revisiones con el DMV correspondiente.

2 – Su valor se deprecia

El valor de un auto salvage se deprecia inmediatamente después de haber sido declarado como pérdida total, cuando sufrieron el accidente o desastre natural que lo puso bajo esa categoría en primera estancia. Es decir, ya no valen lo mismo y esto pone a las compañías de seguro en una posición difícil ya que ellos no quieren asignar una cobertura a un auto cuyo valor es dudoso.

3 – Son difíciles de asegurar

Aunque algunas compañía si cederán a cubrir un auto, estas definitivamente no podrán ofrecer más que la cobertura sencilla o la que pide la ley, ya que una cobertura más alta los obligaría a pagar el valor original del auto, el cual se perdió cuando éste fue declarado como salvage.

Cabe mencionar que algunas compañías de seguro no proveen cobertura a autos con títulos salvage, pero sí con título rebuilt. Por lo que necesitarías procesar el título primero antes de poder registrar el auto con el DMV, aunque las restricciones y regularizaciones varían dependiendo del estado en donde te encuentres.

4 – Registrarlos de nuevo es un lío

Técnicamente, un auto salvage puede volver a las carreteras o ser registrado de nuevo, pero solo si éste se convierte en rebuilt (reconstruido). Para que esto pase, (1) el auto debe estar reparado en su totalidad, (2) debe de pasar una inspección mecánica firmada por un mecánico aprobado por el DMV y debe ser examinado por un representante del DMV, además de obtener un seguro de auto nuevamente y emitir al Departamento correspondiente todo el papeleo requerido.

Sin embargo, las regulaciones para llevar a cabo este procedimiento varían y debes consultar tu departamento estatal por separado.

Si estás en el estado de Nueva York, puedes consultar este link; en California, consulta éste sitio del DMV y en Nevada aquí encontrarás la información que necesitas.

5 – Son muy económicos, pero por lo general se compran en subastas

Las subastas en linea son, por lo general, sitios donde se venden autos por debajo del precio del mercado debido a que éstos fueron chocados o sufrieron algún daño severo que los retiró de las carreteras.

Los sitios pueden ser organizados por un sin fin de entidades. Desde agencias gubernamentales, las cuales llegan a subastar autos confiscados provenientes del crimen organizado; compañías crediticias, las cuales subastan autos embargados de compradores que no los pagaron; y compañías de seguros de autos, las cuales subastan aquellos vehículos que fueron chocados y que ahora están declarados como autos salvage.

Te puede interesar: