Alarma: estudio revela que en Estados Unidos muere un niño por semana por quedar encerrado en un auto

La mayoría de las veces, los conductores no se dan cuenta que llevan un niño atrás
Alarma: estudio revela que en Estados Unidos muere un niño por semana por quedar encerrado en un auto
Sucede más seguido de lo que imaginas
Foto: Aurelia Ventura/La Opinion

El invierno ha concluido y las altas temperaturas comienzan a predominar en las ciudades más habitadas de los Estados Unidos, donde los conductores aún desconocen los peligros de dejar a un infante encerrado en un vehículo durante un día caluroso.

Según  estadísticas y estudios recopilados por la organización Kids and Cars, 50 niños murieron en un auto el año pasado debido a las altas temperaturas que se encierran en un automóvil, y 88% de las víctimas no había cumplido los 3 años de edad.

Las preocupantes estadísticas no terminan ahí, pues 56% de los niños que murieron en autos fueron olvidados por sus tutores por accidente, mientras que un 27% de estos niños entró al vehículo de su padre o madre sin que el conductor se enterara.

Lo peor de todo es que las temperaturas no requieren ser demasiado altas, pues en los trágicos casos se registraron temperaturas tan bajas como los 50 y 60 grados.

“Las tragedias de autos calientes son en gran parte mal entendidas por el público en general. La mayoría de los padres están mal informados y creen que nunca podrían perder la conciencia de su hijo en el asiento trasero. La realidad es que esto le sucede a los padres más amorosos, cariñosos y protectores. Le ha pasado a un maestro, dentista, trabajador social, oficial de policía, enfermera, clérigo, soldado e incluso a un científico espacial. Le puede pasar a cualquiera…”, explica la organización en su sitio web.

La organización recuerda su lista de medidas de prevención para evitar las tragedias:

Lista de verificación de seguridad de “Mira antes de bloquear”

Cree hábitos simples para ayudar a mantener seguro a su hijo.

Asegúrese de que su hijo nunca se quede solo en un automóvil:

  • Hágase del  hábito de abrir la puerta trasera cada vez que se estacione para asegurarse de que nadie quede atrás.
  • Para cumplir con este hábito, coloque un elemento que no pueda olvidar en el asiento trasero: tarjeta de identificación del empleado, computadora portátil, teléfono, bolso, etc.
  • Pídale a su proveedor de cuidado infantil que lo llame de inmediato si su hijo no ha llegado según lo programado.
  • Anuncie claramente y confirme quién está sacando a cada niño del vehículo. La falta de comunicación puede llevar a que todos piensen que alguien más retiró al niño.

Asegúrese de que los niños NO puedan subir a un automóvil estacionado por sí solos:

  • Mantenga los vehículos cerrados con llave en todo momento, especialmente en el garaje o camino de entrada. Pida a los vecinos y visitantes que hagan lo mismo.
  • Nunca deje las llaves del auto al alcance de los niños.
  • Enseñe a los niños a tocar la bocina si se quedan atrapados dentro de un automóvil.
  • Si falta un niño, revise inmediatamente el interior, las tablas del piso y el maletero de todos los vehículos en el área con mucho cuidado.