Despierta después de estar 27 años en coma

Un tratamiento en Alemania y mucha paciencia obraron el milagro

Una mujer ha recuperado la consciencia plena después de haber estado en coma durante 27 años, para alegría de su hijo, que nunca dejó de soñar con su recuperación.

Munira Abdulla, de los Emiratos Árabes Unidos, tenía solo 32 años cuando un autobús escolar chocó con el auto en el que viajaba con su hijo de cuatro años, Omar Weiber.

El pequeño Omar consiguió salir ileso del horrible accidente, tan solo sufrió un moretón en la cabeza. Fue gracias a su madre que lo abrazó para protegerle justo antes del impacto.

Sin embargo, Munira no tuvo tanta suerte. Quedó en estado de coma con una lesión cerebral traumática, lo que llevó a los médicos a creer que nunca volvería a recuperar la conciencia.

A pesar del triste y devastador diagnóstico, Omar nunca perdió la esperanza de que algún día su madre se despertara.

Tras el accidente, Munira fue trasladada a un hospital de Londres donde se le declaró que estaba en un “estado de mínima conciencia”. Se descubrió que, aunque estaba inconsciente, aún podía sentir dolor.

Según lo informado por The National, Munira fue devuelta a los Emiratos Árabes Unidos, donde durante muchos años no hubo signos de que se recuperara.

La alimentaron con un tubo y le dieron fisioterapia para detener el deterioro muscular, pero los médicos siguieron siendo pesimistas sobre la medida en que podría mejorar. Omar, ahora de 32 años, visita a su querida madre todos los días.

Un rayo de esperanza llegó a la familia en 2017, cuando el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed, se enteró de la difícil situación de Munira y se ofreció a pagar para que la trataran especialistas en Alemania.

Una vez en Alemania, Munira recibió un programa multidisciplinario integral que incluía tratamiento físico y tratamiento para la epilepsia, así como medicamentos para mejorar su estado de vigilia, ritmo de sueño y conducción.

“Nuestro objetivo principal era otorgarle a su frágil conciencia la oportunidad de desarrollarse y prosperar dentro de un cuerpo sano, al igual que una planta delicada que necesita un buen suelo para crecer”, explicó al mencionado medio el especialista en neurología que trató a Munira, Ahmad Ryll.

Por increíble que parezca, esta terapia llevó a notables mejoras en la condición de Munira. Comenzó a percibir conscientemente la presencia de sus hijos y del médico. Y un año después de su tratamiento, algo realmente sorprendente sucedió.

Omar recuerda el momento en que su madre pronunció su nombre por primera vez en casi tres décadas. Ella estaba haciendo sonidos extraños y él o seguía llamando a los médicos para que la examinaran, le dijeron que todo era normal.

Luego, tres días después, se despertó con el sonido de alguien que decía su nombre. ¡Era ella! Su madre le llamaba, Omar volaba de alegría; Durante años había soñado con este momento y el nombre de su hijo fue la primera palabra que pronunció la mujer.

Desde entonces, Munira ha avanzado a pasos agigantados, tomando conciencia de su entorno. Ahora puede mantener una conversación, responder preguntas y recitar oraciones. Incluso recientemente ha visitado la Gran Mezquita Sheikh Zayed.

Omar ha querido compartir la historia de su madre con otros.

“La razón por la que compartí su historia es para decirle a la gente que no pierda la esperanza con sus seres queridos; no los considere muertos cuando están en tal estado. Todos esos años, los médicos me dijeron que era un caso perdido, y que no tenía sentido ningún tratamiento para  ella, pero cuando tenía dudas me ponía en su lugar e hacía todo lo posible para mejorar su condición”.

Ahora, de regreso a casa en Abu Dhabi con su familia, Munira continúa recibiendo tratamiento.

Su historia se ha compartido en redes sociales, haciéndose viral en poco tiempo.