Las mejores formas de saludar al inicio de un correo electrónico de negocios

En un correo electrónico de negocios cada palabra que uses es muy importante
Las mejores formas de saludar al inicio de un correo electrónico de negocios
No des una mala impresión desde el inicio sólo porque no tienes idea de cómo hacer un saludo inicial.
Foto: rawpixel / Pixabay

Parece que no es la gran cosa, pero saber cómo saludar al inicio de un correo electrónico sería vital para dar una buena impresión. Sobre todo, si le estás escribiendo a alguien que no conoces o lo has visto pocas veces.

Por eso, a continuación, te compartimos la mejor forma de dirigirte a alguien y las que debes evitar, de acuerdo con Barbara Pachter, experta en buenos modales en los negocios.

“Hola, fulanito”

Esta es la mejor manera en que puedes iniciar un correo de negocios. Si quieres hacerlo un poco más formal, puedes utilizar el apellido de la persona: “Hola, señor López”.

Este saludo es perfectamente amigable y prácticamente imposible de malinterpretar, y es la forma más recomendable de dirigirte a alguien, ya sea que lo conozcas o no.

“¡¡¡Hola, fulanito!!!”

Un saludo perfecto podrías echarlo a perder si eres de esas personas que les encanta poner varios signos de exclamación. Esto podría hacer que te veas muy emocional o inmaduro.

La recomendación es que, si vas a usar signos de exclamación, asegúrate que sólo sea uno.

“A quien corresponda”

Esta es una forma fría e impersonal de iniciar un mensaje de correo electrónico, además de que podría no quedar claro para tu destinatario si debe leer el mensaje, ya que no está dirigido específicamente a él. Si decide leerlo, es muy probable que lo haga de una forma desinteresada.

“Querido amigo”

Es un poco raro iniciar con esta frase, ya que lo más recomendable sería que llamaras a la persona por su nombre. Por otro lado, si no sabes cómo se llama, ¿entonces cómo es que lo llamas amigo?

Mejor evita empezar así para evitar confusiones.

“Buenos días/tardes/noches”

El problema con esta forma de iniciar un mensaje es que realmente no sabes a qué hora va a leerlo el destinatario. Puede que lo mandes en la mañana, pero quizás él lo lea hasta la noche, lo que haría que tu saludo inicial no tenga mucho sentido.

–También te puede interesar: 5 razones válidas para dejar tu trabajo