Hackers aseguran que pueden detener tu auto cuando ellos quieran

El precio de la tecnología es muy caro

Hackers aseguran que pueden detener tu auto cuando ellos quieran
Ellos aseguran poder manipular autos cuando quieran
Foto: Archivo / Shutterstock

Cada vez más son los autos con tecnología de vanguardia capaces de hacer cosas que hace una década hubieran sonado como imposibles, como los más recientes modelos de Hyundai Sonata, que son capaces de abrirse y cerrarse con la ayuda de un teléfono, o el Hyundai Santa Fe 2019, que asegura que un auto estará más seguro con la ayuda de su llave digital que reconoce la huella digital de un conductor.

Por lo que la tecnología promete un futuro muy brillante tanto como para los conductores como para la industria, pero ¿a qué precio? No es secreto que los avances tecnológicos, especialmente aquellos que utilizan el acceso a Internet, están vulnerables a los ataques cibernéticos de criminales.

Según un reporte reciente de Futurism, la tecnología de algunos autos pone a estos en peligro de ser manipulados por hackers, quienes aseguran tener la habilidad de manipularlos cuando quieran. De hecho, la publicación publica los testimonios de varios expertos que aseguran haber llevado a cabo dichas intervenciones.

Esta información coincide con los recientes reportes que aseguran que las llaves inalámbricas dejan más vulnerables a los autos de las fechorías de hackers con malas intenciones.

Según un reporte reciente por parte de Edmunds, un sitio que aporta consejos sobre la compra de autos, el problema tiene que ver con las nuevas llaves wireless que los conductores tienden a perder muy seguido.

La publicación dedujo esto al comparar estadísticas de robo con las primeras implementaciones de sistemas de encendido sin llave a finales de la década del 2000.

Por ejemplo, en el 2008 solo 11% de los modelos nuevos tenía esta tecnología que no requiere del uso de una llave física. La cifra que incremento a 62% en el 2018.

Las estadísticas del FBI revelan que los robos de vehículos en los que el ladrón usó un sistema de entrada sin llave aumentaron un 31% de 2013 a 2015.

Esto revela que aunque los sistemas de encendido sin llave son más convenientes, estos también hacen la labor de un usurpador más fácil, ya que los ladrones solo requieren de el dispositivo wireless, el cual los conductores tienden a dejar dentro del carro, para encender el auto.