La hija de Rodney King lanza una beca para honrar a su padre

El objetivo es ayudar a los padres a fortalecer la unidad con sus hijos
La hija de Rodney King lanza una beca para honrar a su padre
Stacey Koon era el sargento de la policía a cargo cuando Rodney King recibió la tristemente famosa paliza en 1991
Foto: Lincoln Square Productions

Lora King, hija del finado Rodney King, quien fue golpeado brutalmente por los agentes del departamento de policía, situación que desató los disturbios de 1992, lanzará la beca “I am a King” para celebrar a los padres afroamericanos durante el 27 aniversario de uno de los capítulos de violencia, discriminación e injustica en Los Ángeles que le dio la vuelta al mundo.

El objetivo es proveer ayuda financiera a los padres de esta comunidad que como el de ella, puedan tener un papel más importante y activo en las vidas de sus hijos, según publicó un reporte de un periódico local.

La beca será entregada periódicamente y variará en valor económico, pero cubrirá actividades desde una pequeña cena o un juego de golf (infantil), o un viaje a Disneyland. Un discreto y prominente hombre de negocios donó 10 mil dólares para establecer el fondo inicial, pero otros empresarios han prometido que contribuirán a la causa, dijo King, quien agregó que también solicitará donaciones al público en general.

La hija de Rodney King,  quien ahora tiene 35 años, espera eliminar las barreras financieras que muy frecuentemente se interponen en los viajes que fortalecen la relación entre padre e hijo. Esos tipos de obstáculos fueron eliminados de la vida de King cuando la ciudad le otorgó $3.8 millones de dólares como compensación a la golpiza recibida por los agentes de la policía.

Lora King es hija del finado Rodney King. (FB de Lora)

Parte del dinero que recibió Rodney King, fue utilizado para llevar a su hija a tener una vida fuera del sur de Los Ángeles, en Arizona. Ambos hicieron viajes donde esquiaron, caminaron en las montañas y hasta surfearon en Venecia.

Además, Rodney King mandó a su hija a tantas exhibiciones de arte como pudo, a campamentos de liderazgo y programas para que desarrollara sus talentos personales.

King, quien falleció a los 47 años, también dedicó gran parte de su vida a la predicación de la reconciliación racial y ayudar a otros que buscan liberarse de la adicción a las drogas, situación que él mismo había sufrido como consecuencia de la paliza otorgada por los miembros del LAPD.

Al dar a otros menores lo que su padre le dio a ella, Lora espera mantener la memoria de su padre viva, “quien sabe si algún día lo reconozcan de la manera que se debería”, indicó. “aunque realmente a él no le importaba eso. Mi padre solo se preocupó por hacer la diferencia en la vida de las personas y crear un cambio”.

Hace tres años, Lara creó una organización en honor a su padre: Fundación Rodney King por la Justicia Social y los Derechos Humanos. Sin embargo, según el diario LATimes, ella hizo todo el trabajo, mientras hacía malabares con su trabajo y la maternidad.

Disturbios  en LA

Rodney King era trabajador de la construcción pero estaba desempleado el 3 de marzo de 1991, fecha en que las autoridades le pidieron que detuviera su vehículo. King estaba en libertad condicional y había estado ingiriendo alcohol momentos antes de la detención en el bulevar Foothill.

Cuando bajo del vehículo  King empezó a actuar en forma errática, fue entonces cuando los agentes lo rodearon y lo empezaron a golpear incansablemente en todo el cuerpo y la cabeza; además le descargarle shocks de electricidad y lo golpearon con una pieza solida de aluminio de dos pies de largo; los agentes lo patearon y lo volvieron a golpear con sus macanas de madera.

Fueron cuatro los agentes que más tarde serían acusados de abuso policial. El reporte médico final indicó que la víctima sufrió nueve heridas en la cabeza, una fractura de tobillo, golpes por todo el cuerpo y un ojo morado, además de posibles daños en la visión y el cerebro.

Debido al ruido del helicóptero que volaba la zona durante la golpiza, George Holliday, de origen argentino, se despertó y salió a la calle para filmar el incidente.

El video de Holliday expuso abiertamente lo que muchos afroamericanos habían expuesto por muchos años, el abuso policial al que estaban sometidos constantemente los hombres afroamericanos ante los agentes de la policía de Los Ángeles.

El video se hizo viral, antes de que esa palabra existiera, ya que le dio la vuelta al mundo sin la necesidad de las redes sociales, los hashtags o los teléfonos celulares. Lo único que se utilizó fue un nivel de violencia sin control de cuatro agentes de la policía ante un hombre afroamericano desarmado.

Los cuatro policías fueron acusados y llevados a juicio, pero un jurado, donde no había hombres de color o afroamericanos, los disolvió de los cargos el 29 de abril de 1992. En respuesta a lo que parecía un claro caso de abuso policíaco, miles de personas afroamericanas, y muchos latinos, salieron a las calles para iniciar uno de los disturbios más destructivos  en la historia de Los Ángeles.

Rodney King fue encontrado muerto en la piscina de su casa en el 2012.