Comienza el juicio contra “El Destripador de Hollywood” que cazaba, apuñalaba y mutilaba a mujeres

El presunto asesino en serie Michael Gargiulo es acusado de mutilar a sus víctimas por placer sexual

Fotos de las víctimas mostradas en el juicio contra Michael Gargiulo.
Fotos de las víctimas mostradas en el juicio contra Michael Gargiulo.
Foto: Al Seib-Pool/Getty Images

Era como el chico de la casa de al lado, el vecino amable en el que nadie repara.

Pero detrás de esa fachada inofensiva se escondía “un asesino metódico y sistemático de mujeres”, según la Fiscalía, que “observaba, seguía a escondidas, espiaba y cazaba” a sus víctimas para apuñalarlas por placer sexual.

El juicio contra Michael Gargiulo, un técnico de aire acondicionado de 43 años acusado de dos muertes y un intento de asesinato comenzó el viernes en Los Ángeles, California, según la agencia de noticias The Associated Press.

Gargiulo es, según la fiscalía, “el destripador de Hollywood”: seducía a sus víctimas ofreciéndole ayuda cuando algo se rompía en sus casas, mostrándose encantador.

Michael Gargiulo durante el juicio en su contra en Los Ángeles. Getty Images

Entre sus supuestas víctimas se encuentra la ex novia del actor Ashton Kutcher, una muchacha de 22 años llamada Ashley Ellerin que fue hallada muerta el 22 de febrero de 2001 en su casa de las colinas de Hollywood.

El actor, que podría ser llamado a declarar, aseguró entonces a la policía que fue a buscar a la joven, modelo y estudiante de moda, para llevar a una fiesta tras la entrega de los premios Grammy de la música, pero no respondió a la puerta.

Kutcher miró entonces a través de la ventana trasera y vio lo que parecían manchas de vino en la alfombra. Su carro BMW estaba aparcado a la puerta, así que él decidió marcharse, creyendo que tal vez había decidido rechazarlo.

El cuerpo fue hallado por un amigo de la joven al día siguiente con 47 puñaladas.

Según el abogado de la defensa, sin embargo, no hay ni una sola evidencia que vincule este crimen con el acusado.

Otras de las presuntas víctimas de este asesino en serie es Maria Bruno, una joven de 32 años y cuatro hijos, que apareció apuñalada en su apartamento de El Monte, un suburbio de Los Ángeles, en 2005. El asesino le había cortado los senos.

Una tercera víctima, Michelle Murphy, sobrevivió a su apuñalamiento en su apartamento de Santa Mónica en 2008. El acusado se cortó presuntamente durante el ataque, dejando así restos de su ADN que permitieron identificarle.

En las tres ocasiones, Gargiulo había vivido en las cercanías de las mujeres atacadas.

Gargiulo también está acusado de la muerte de Tricia Pacaccio, una adolescente de 18 años que vivía Glenview, un municipio en el área de Chicago, en Illinois. Su padre la encontró apuñalada en la puerta de entrada de su casa, con la llave aún en la mano, en 14 de agosto de 1993.

Por entonces, Gargiulo tenía 17 años y era amigo del hermano de la víctima. Muchos años después, en 2003, la policía encontró restos de ADN en las uñas de la joven que se correspondieron con el acusado, pero para entonces ya había huido.

“Durante casi 15 años, Michael Gargiulo estaba observando, siempre observando”, explicó el fiscal Daniel Akemon, “y su afición era planear la oportunidad perfecta para atacar a mujeres con un cuchillo en su casa o alrededores”.

El acusado se ha declarado inocente de los dos asesinatos y el intento de homicidio por el que está siendo juzgado en California.

En caso de ser condenado, podría pasar el resto de su vida en la cárcel.

“Todas las víctimas eran mujeres jóvenes y extrovertidas”, explicó el fiscal, “todos los ataques ocurrieron de noche, todas las víctimas sufrieron varias puñaladas, todas fueron atacadas con un cuchillo, todas fueron asaltadas en su casa o cerca de su casa, y en las proximidades de Gargiulo”.