Antonia Hernández recibe doctorado honorario en Cal State LA

La abogada lleva cuatro décadas abogando por la justicia social y luchando por mejorar las vidas de las comunidades marginadas
Antonia Hernández recibe doctorado honorario en Cal State LA
El lunes 20 de abril, la Facultad de Artes y Letras tuvo el honor de tener como oradora principal a la abogada de derechos civiles, Antonia Hernández.(Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Esta semana la Universidad Estatal de California, Los Angeles (Cal State LA), al igual que muchas otras de la nación, celebra la graduación de miles de estudiantes listos para entrar a la fuerza laboral.

El lunes la Facultad de Artes y Letras tuvo el honor de tener como oradora principal a la abogada de derechos civiles, defensora de la inmigración, líder comunitaria y filantrópica Antonia Hernández. Ella estuvo a cargo de pronunciar el discurso de apertura frente a cerca de 400 estudiantes graduados y sus familiares.

La abogada Hernández recalcó en su mensaje que los recién graduados deben crear una mejor sociedad.

“Esta institución representa continuamente el trabajo, sueños y aspiraciones de la clase trabajadora de nuestras comunidades. Es en lugares como Cal State LA que el sueño americano se realiza”, dijo la abogada a la audiencia. “Cada generación tiene una responsabilidad única de mejorar, ya sea que hayas nacido en este país o te hayas convertido en americano”.

Debido a su larga trayectoria de más de cuatro décadas abogando por la justicia social y luchando por mejorar las vidas de las comunidades marginadas, la abogada Hernández tuvo la dicha de recibir un Doctorado Honorario en Letras Humanas de Cal State LA, el cual fue otorgado por la oficina del canciller de la universidad.

Este título usualmente se confiere como una forma de honrar las contribuciones de un visitante distinguido a un campo específico o a la sociedad en general.

La abogada Hernández recalcó en su mensaje que los recién graduados deben crear una mejor sociedad. (Emilio Flores/Cal State LA)

Hernández representa la misión de compromiso, servicio y el bien público de la universidad, que se remonta a los primeros días de su carrera histórica, recalcó la institución.

La abogada Hernández, quien por los pasados 15 años ha fungido como presidenta y directora ejecutiva de la California Community Foundation, una de las más grandes organizaciones benéficas del sur de California, ha logrado que la fundación otorgue casi $2 mil millones a programas de salud, vivienda, educación e inmigración.

En entrevista con La Opinión, la abogada Hernández dijo estar muy emocionada de haber sido invitada a ser la oradora principal. Pese a que ha sido oradora en grandes instituciones como las universidades de Brown y UCLA entre otras, ella aseveró que considera tener mucho en común con algunos de los estudiantes inmigrantes de Cal State LA.

Pese a que sus abuelos y su padre nacieron en Texas, durante la Gran Depresión de los años treintas, fueron deportados a México debido a las prácticas migratorias forzadas de repatriación.

Hernández nació en Coahuila, México y cuando tenía 8 años de edad regresó al país de su padre pero viviendo como una inmigrante.

“Yo crecí en [el complejo habitacional] proyectos Maravilla del Este de Los Ángeles”, recordó la abogada. “En la escuela no nos dejaban hablar español porque nos castigaban y nos decían que era algo que no nos iba a ayudar en el futuro”.

Sin embargo, ella siempre fiel a sus principios e ideales no perdió su idioma nativo ni sus ganas por continuar una educación superior.

Después de graduarse de la secundaria Garfield, Hernández fue aceptada en la UCLA donde obtuvo su licenciatura en historia y posteriormente se graduó de la escuela de leyes de la UCLA.

Hernández es presidenta y directora ejecutiva de la California Community Foundation. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Un mensaje a la juventud

La abogada Hernández dijo que afortunadamente ahora se comienza a valorar la importancia de hablar más de un idioma y es algo que la juventud debe atesorar.

“Una cosa que determina la nacionalidad es la lengua, es la que carga la cultura que conocemos”, dijo la abogada Hernández. “Muchos reconocemos que el inglés es el idioma de éxito pero también reconocemos que podemos mantener nuestro idioma y nuestra cultura y para ser americano uno no tiene que parecerse a cierta persona. Ser americano es el concepto de creer en ciertas cosas en la democracia, la justicia, la regla de la ley”.

La abogada añadió que el aprendizaje de cada estudiante ha sido un camino largo y con esfuerzos. No obstante recalcó que aunque el título universitario les ayudará a sobresalir económicamente nunca olviden lo que aprendieron en la universidad, “diligencia, perseverancia y el respeto por otros”.