Estudiante lucha por ser maestra, mientras ayuda y motiva a otros a llegar a la universidad

Estudiante lucha por ser maestra, mientras ayuda y motiva a otros a llegar a la universidad
Alejandrina Morales da tutoría de matemáticas dentro del programa Rochford College Access (Suministrada)
Foto: Rochford College

Alejandrina Morales, de 19 años de edad, aspira a obtener su educación superior para convertirse en maestra de matemáticas y así enorgullecer a sus padres, quienes han trabajado arduamente para sacar adelante a sus dos hermanos y a ella.

“Mi papá es jardinero y mi mamá es ama de casa. Ellos casi no saben inglés. Cuando yo iba creciendo mis hermanos y yo siempre les teníamos que traducir”, dijo Morales quien es la primera en su familia en asistir a la universidad.

Sin embargo, su trabajo no termina con el simple hecho de asistir a la Universidad de Redlands (U of R), en el condado de San Bernardino, pero también se ha propuesto a convertirse en un ejemplo a seguir para las próximas generaciones.

La joven de raíces mexicanas es una tutora para estudiantes de escuela intermedia con el programa Rochford College Access.

El programa, financiado por Tim y Carol Rochford, es una colaboración entre la U of R y el Distrito Escolar Unificado de Redlands para ayudar a estudiantes de bajos ingresos a llegar y  sobresalir en la universidad.

Morales dijo que se enteró del programa por medio de uno de sus profesores de la universidad y en ese momento, ella sintió que era la elegida para ese programa debido a la carrera que estaba cursando.

“Participo dando clases de tutoría dos veces por semana y diríamos que una vez por, en sábado, doy clases de matemáticas a cuatro o cinco estudiantes”, contó la joven.

El programa Rochford cuenta con unos 24 tutores que brindan sus servicios en cinco escuelas. (Suministrada)

Ella dijo que le emociona ver a los estudiantes jovencitos ser puestos a prueba mientras aprenden, ya que debido a su juventud, los estudiantes la ven como maestra y como una amiga.

El programa Rochford

En su segundo año consecutivo, el programa Rochford cuenta con unos 24 tutores que brindan sus servicios en cinco escuelas intermedias del distrito escolar de Redlands.

La directora del programa Jennifer King dijo que para que los estudiantes de las escuelas intermedias sean aceptados en el programa tienen que llenar una solicitud y eventualmente asistir junto a sus padres a una entrevista en persona con ella.

“Deben comprometerse a ser parte del programa desde el sexto grado hasta obtener su licenciatura de la universidad”, explicó la directora.

King aseveró que una gran mayoría de estos jovencitos, tanto los tutores como los estudiantes de la escuela intermedia, son estudiantes de primera generación.

“Como latina me siento muy orgullosa de este programa porque hay veces que los latinos no logran ir a la universidad porque piensan que no hay opción”, explicó la directora.

El objetivo del programa Rochford es lograr que la universidad sea más accesible para estudiantes de minorías de bajos ingresos que necesitan recursos adicionales para lograr que la educación sea más allá del grado 12.

Los estudiantes que continúen en el programa se convertirán en “Rochford Scholars”, lo que significa que recibirán preparación académica, universitaria y profesional a través de las actividades y la estructura del programa.

Ayudando a su comunidad

Morales, quien aspira a ser una maestra en matemáticas, dijo que disfruta mucho de su trabajo y sus padres están orgullosos del trabajo que ella realiza.

Alejandrina dijo que quiere convertirse en maestra de matemáticas. (Suministrada)

“Si me miran estresada a veces me dicen que respire hondo y que es mejor quemarme las pestañas ahorita para tener un mejor futuro”, dijo la joven.

Adicionalmente contó que está participando en un programa universitario donde en un periodo de cinco años obtendrá su licenciatura, credenciales de maestra y su maestría.

Su objetivo es poder devolver la ayuda que ella obtuvo cuando estudió la secundaria a otros jóvenes que, como ella, son primera generación y necesitan una guía para sobresalir académicamente.

Ella dijo que el consejo que envía a la juventud es que nunca se cansen de perseguir sus sueños.

“Vean los programas que les gustan para ver si quieren pertenecer, hagan servicio comunitario y busquen lo que les haga sentirse bien”, aconsejó la estudiante.