Caso Jayme Closs: Sentencian al hombre que mató a sus padres y secuestró a la niña de 13 años

"Recobré mi libertad": la poderosa declaración de Jayme Closs cuando sentencian a su secuestrador a cadena perpetua
Caso Jayme Closs: Sentencian al hombre que mató a sus padres y secuestró a la niña de 13 años
Jayme Closs se reunió ya con su tía.
Foto: Twitter @KSTP

Jake Patterson, de 21 años, el hombre de Wisconsin que secuestró a Jayme Closs, de 13 años, y mató a sus padres, fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional el viernes.

Patterson mató a tiros a James y Denise Closs en octubre y secuestró a Jayme Closs durante 88 días en una remota cabina de Wisconsin.

Patterson se declaró culpable en marzo de dos cargos de homicidio intencional y uno de secuestro. Él mató a los padres de Jayme, James y Denise Closs, en la casa de la familia cerca de Barron, a unas 90 millas (145 kilómetros) al noreste de Minneapolis. Jayme escapó de su captor en enero, después de haber estado 88 días recluida en la cabaña de Patterson, cerca de la pequeña y aislada ciudad de Gordon, a unas 60 millas (97 kilómetros) de su casa.

El fiscal de distrito del condado de Barron, Brian Wright, le dijo a un juez durante la audiencia de sentencia el viernes que Patterson nunca dejaría de intentar encontrar y posiblemente matar a Jayme si sale de la cárcel y que el acusado nunca debería tener otra oportunidad de secuestrar a otra niña y matarla a ella o a cualquiera que estuviera con ella.

El juez James Nadler llamó a Patterson “la encarnación del mal” cuando lo condenó a cadena perpetua sin libertad condicional.

El acusado Jake Patterson fue condenado a cadena perpetua, sin libertad condicional, después de haberse declarado culpable de secuestrar a Jayme Closs, una niña de 13 años de Wisconsin, y asesinar a sus padres.

“Recobré mi libertad”

Jayme Closs no compareció ante el tribunal el viernes, pero sus palabras se leyeron el viernes, en la audiencia de sentencia para Jake Patterson.

Jayme se comprometió a nunca dejar que su secuestrador le quitara su libertad o su espíritu, dice su poderosa declaración.

“Yo era más inteligente”, dijo Closs. “Observé su rutina y recuperé mi libertad. Siempre tendré mi libertad y él no la tendrá. Jake Patterson nunca puede tomar mi valor. Pensó que podía controlarme, pero no pudo”.

“Él nunca puede quitarme mi espíritu”, dijo. “Nunca puede cambiarme o quitarme lo que soy. No puede impedirme ser feliz y seguir adelante con mi vida. Seguiré haciendo grandes cosas en mi vida y él no lo hará”.

“Quería mucho a mi mamá y a mi papá … él me los quitó para siempre”, dice Closs en su declaración. “Me sentí segura en mi hogar y amé mi habitación y todas mis pertenencias. Él también se llevó todo eso. No quiero ni ver mi casa ni mis cosas, por el recuerdo de esa noche. Mis padres y mi hogar eran lo más importante en mi vida “.

“Tengo que tener una alarma en la casa ahora, solo para poder dormir”, dijo Closs. “Es demasiado difícil para mí salir o estar en público. Me asusto y me pongo ansiosa”.

Sin embargo, la adolescente insistió: “Patterson nunca tendrá ningún poder sobre mí”.