Demandan a negocio de masajes por aparentemente ser un centro de prostitución

En la querella se incluyen a los operadores, dueños del negocio y dueños de la propiedad del negocio
Demandan a negocio de masajes por aparentemente ser un centro de prostitución
Concejal Nury Martínez (i), fiscal Mike Feuer y concejal Bob Blumenfield durante el anuncio de la demanda civil contra Blue Moon Relax Spas (TW: Mike Feuer)
Foto: Mike Feuer

La fiscalía de la ciudad de Los Ángeles entabló una demanda civil el día de hoy contra el negocio Blue Moon Relax Spas, por supuestamente ser centros de prostitución en la ciudad de Tarzana y Van Nuys.

En una conferencia de prensa, Mike Feuer, fiscal de la ciudad, subrayó que estos negocios han operado por varios años como centros de masaje, pero la realidad es que era bien sabido que operaban como lugares de prostitución.

“Sabemos que estos negocios llamados spas son conocidos por dedicarse a la prostitución”, dijo Feuer. “Están –negocios- cerca de las escuelas y de negocios legítimos, es por eso que estamos buscando una orden judicial para cerrarlos”.

De acuerdo a información de la Policía de Los Ángeles, agencia que ha venido investigado a los negocios desde el 2012, en el Blue Moon Relax Spas se les ofrecía a los clientes una fila de mujeres con poca ropa de donde podían escoger para luego, ofrecerles trabajos sexuales a cambio de dinero.

A raíz de las investigaciones, el LAPD indicó que se han realizado 14 arrestos en relación a situaciones de prostitución, en casos no relacionados a la demanda presentada el día de hoy donde también estuvo presente Nury Martínez, concejal del área donde se encuentran ubicados los negocios.

La concejal indicó que cuando se opera una red de prostitución bajo el disfraz de un negocio de masaje no solo se estaba violando los valores éticos, pero también los derechos y libertades de las personas.

“Este es el tipo de negocios que debemos cerrar, e investigar a las personas que los operan”, dijo Martínez. “Nunca será aceptable pagar y vender el cuerpo de una mujer a cambio de sexo. Es importante proteger a las comunidades y a nuestras familias de este tipo de negocios”.

La funcionaria subrayó que estas acciones son un mensaje para las personas que quieren llegar a su distrito para comprar o vender a las mujeres por actos sexuales. Indicó que los buscarían, los investigarían y tratarían de mandarlos a la cárcel.

Bob Blumefield, concejal que también estuvo presente en la conferencia, expresó total asombro que en los distritos que representan haya una supuesta red de prostitución y tráfico humano. Incluso, calificó el hecho como perturbador, especialmente por los casos donde se había ofrecido servicios sexuales a menores de edad.

Los negocios se encuentran en el 6817 Balboa Blvd., en Van Nuys y en el 18959 Ventura Blvd., en Tarzana, ambos en el Valle de San Fernando y por lo menos, uno de ellos se encuentra ubicado a unos 50 pies de distancia de una escuela.

El fiscal de la ciudad subrayó que en estos momentos se trataba de una demanda civil, pero se están tratando de conseguir las órdenes judiciales para cerrar los negocios.

Respecto a las posibles víctimas de tráfico humano sometidas a prostitución se dijo que se han hecho entrevistas y han sido referidas a la Coalición Contra la Esclavitud y el Tráfico Humano; aunque hasta el momento ninguna de las personas con las que se había hablado se había considerado una víctima.