Elena Villatoro, una salvadoreña que eleva la temperatura de Instagram

La sexy salvadoreña cree en la belleza real y natural, y con esta conquista corazones

Elena Villatoro.
Elena Villatoro.
Foto: Cortesía de Elena Villatoro.

Elena Villatoro es una mujer salvadoreña que ha conquistado a su público a través de su talento como locutora de radio, conductora de televisión y ahora también como influencer a través de las redes sociales, en las cuales no solo comparte alguna promoción de marcas locales, sino también sus pensamientos y lucha con respecto a la belleza y la imagen.

Villatoro se ha caracterizado a través de estos espacios por mostrarle a su público su belleza desde ángulos muy naturales. No se esconde a través de filtros para estilizar su figura y es honesta acerca del trabajo que realiza a nivel físico para hacer que sus curvas se vean tonificadas.

En la actualidad la imagen física pesa mucho en en el mundo del Internet, sobre todo si se es una figura pública. Además los estándares sobre ésta suele excluir a muchas estrellas del entretenimiento que no cumplen con las medidas requeridas por el ambiente artístico. Sin embargo, en medio de toda esta cultura Elena Villatoro compartió un pensamiento importante, para ella, sobre la aceptación.

La belleza real es ser libre y amar tu esencia. He aprendido a lo largo de mi vida que caer en estereotipos solo te provoca ansiedad de querer algo que no eres, o de complacer lo que otras personas quieren de ti“, señala la locutora de Radio Scan en El Salvador.

“Con altos y bajos siempre he preferido el camino de lo real, de lo que soy y no lo que no puedo ser, de disfrutar cada etapa, de ser feliz con lo que Dios me ha dado, a pesar de que tengo mis luchas pero siempre han sido para complacerme a mi”.

La conductora de televisión e influencer es muy concisa en sus opiniones, y habla de ella misma desde su más brutal honestidad. “Nunca he tenido el cuerpo perfecto -que por cierto no sé donde está escrito si hay un cuerpo perfecto- ni me ha interesado. Siempre me han encantado mis curvas, mis nalgas, mis piernas, mi todo”.

La salvadoreña reconoce que pese a lo anterior no se conforma, al contrario, lucha para verse y sentirse -ante todo- bien consigo misma y con la imagen que proyecta.

“No les voy a mentir que siempre he sido adicta al ejercicio, a cuidarme, a mantenerme en un mejor peso, pero saben porqué, es porque padezco de hipotiroidismo y nunca me he dejado vencer por esa enfermedad, pero todo lo que hago no es para parecerme a otra persona o para ser como las demás, porque ese no es mi estilo”, concluyó.